Erotismo y Diderot

Por: Miguel Cañedo M.*

Joven toma y lee. Si puedes llegar hasta el final de esta obra, no te costará comprender otra mejor. Como me he propuesto no tanto instruirte como ejercitarte, poco me importa que admitas mis ideas o que las rechaces, con tal de que ocupen toda tu atención. Alguien más capacitado te enseñará a conocer las fuerzas de la naturaleza; me bastará con haber puesto las tuyas a prueba…

Pensées sur l’interprétation de la nature.

Denis Diderot

Estamos aquí en medio de esta encrucijada, en que me dictas una a una las lecciones que en tu cuerpo se harán llamaradas, me dices una a una la manera, la forma inexplicable pero exacta del cómo debo enardecerte, provocarte y maldecirte suavemente, es robarte el cuerpo y liberar el alma, es enciclopedia, compendio de cómo lamer tu sexo, de cómo despertar una a una las claves de tu cuerpo, de cómo someter tu voluptuosa figura, que quiere ser arrancada, ser toda de sal en medio de mis aguas.

Estamos aquí en la inmensidad de esta cama blanca, tú aquí desnuda, temerosa, atada. Tratas inútilmente de huir, de salvarte, inútilmente susurras que no estás lista, que estas arrepentida. Pero es tarde definitivamente; tu pie izquierdo está atado, callado en la espera de la irreductible escena del amor, tomo tu pie derecho, el cual me niegas, y nuevamente busco con fuerza, lo entrelazo lo anudo y tiro nuevamente con fuerza, te retuerces balbuceas… Jadeas abruptamente.

Estamos aquí en la intimidad de de tus temores, en la ingenuidad de tus placeres extraños, es esta la hora en que esclarecemos el juego de la carne, eres ahora deseo carmesí, eres deseo sujeto húmedo, prohibido, extravagante delirio y así dominada en tus placeres extraños, que me dictas lentamente, estamos aquí, siguiendo tu itinerario, mi lección, nuestro calvario, te penetro abruptamente, te poseo, me poso en ti como abeja en flor, como remanso en el arroyo, como mantis que engulle gloriosa a su contraparte.

Foto: Fabian Hernández
Foto: Fabian Hernández
Foto: Fabian Hernández
Foto: Fabian Hernández
Foto: Fabian Hernández
Foto: Fabian Hernández

Gritas ahogadamente, te revuelcas, peleas, susurras, jadeas luchas inútilmente, me dices que siga, que continúe este delirio mezcla de dominación, placer y dolor, tiras con fuerza hasta que te rindes, hasta que te elevas hasta no sé donde, te vas me dejas por un instante llena rabiosa e inmaculada, te conviertes en un ángel majestuoso, enorme, quebrado, eres la misma Samotracia belleza que me llega en gotas de agua, pechos de leche, monte irreverente, tierra labrada y campo fértil de nuestras perversiones, eres locura que se ata, soy el sol que te derrite el mismo que te evapora en besos de hojarasca.

Abandonantes”

Relatos bipolares

 

*La nacencia en las letras es apenas reciente, a la edad incierta de los 38 años, y envuelto en el hálito de la ciudad de Guadalajara por fin se plasman las primeras ideas, ensayos, poemas y cuentos. 

Es en el 2012 en que se Inicia el trabajo titulado Relatos bipolares obra inacabada que habla acerca del acontecer y de aquello que nunca sucederá. 

Le siguen Sisifo & Persefone; el tren de las nubes en el año 2013; Borrador sin nombre, cuento que narra la historia de Frumencio en la guerra cristera.

La afición por la escritura llega inoportuna y luminosa, se improvisa, se gesta. Es por  la convicción firme de la creación que se continúa en la tarea de la reacción, ya que es un diálogo permanente que nos acerca y nos conduce por nuevas etapas de la vida.

Agradezco el espacio para escribir al café Bunaday MX

https://m.facebook.com/BunadayMx-1705480616398640/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s