La Gastronomía y el Erotismo

Por: Mtro. Edgar Madrid Muñoz

Son incontables los alimentos y bebidas que se les atribuye propiedades afrodisiacas y eróticas, en el esfuerzo constante por el aumentar la vigorosidad o desempeño sexual, el hombre ha creado o clasificado ciertos platillos, frutas, plantas, bebidas etc. que permitan mejores desempeños o estimulaciones sexuales.

Existe una gran correlación entre la Gastronomía y el Erotismo. Desde los inicios los flamantes banquetes romanos llenos de comidas exóticas de todo el territorio que abarcaba su imperio, así como los más finos vinos y no podría faltar sus placeres carnales o las famosas bacanales recordando que Dionisio o Baco eran los dioses del Vino Y la Sexualidad y al fusionarse…

Actualmente las tendencias gastronómicas como la “neurogastronomía” buscan la percepción sensorial (vista, olfato, gusto, tacto, oído) de los alimentos de forma que el ser humano desee desde lo más profundo de su cerebro los alimentos indicados por los chefs.

Lienzos humanos como base para una degustación de comida japonesa, pasteles, decoraciones, esculturas en hielo, tallado de frutas son algunas de las expresiones generadas por el ser humano.

new_16619819695_9d21ac5de3_o
Foto: Fabian Hernández

Esto explica cuando comúnmente comemos o vemos algún producto, nos genere ciertas situaciones que a veces no entendemos o confundimos, tal es el caso del vino que una sola copa puede reavivar el fuego interior de un individuo que lo impulsa al deseo en caso de estar en una noche a luz de vela con su tan amada prometida.

Así mismo los reyes del erotismo gastronómico son los mariscos, ya que la gran similitud que tienen con los órganos genitales femeninos como son su forma, textura y su olor evocan las más bajas pasiones del ser por tenerlos tan solo un momento en su boca.

Por otra parte en nuestra cultura mexicana tenemos productos como los famosos cocteles de mariscos coloquialmente conocida como bomba atómica, que buscan por medio de su ingesta poderes mágicos que los fortalezcan para su duro combate en su guerra carnal o pasional. Esto debido a la gran cantidad de zinc que contienen lo que mejora la circulación en el cuerpo humano.

El chocolate con su serotonina o endorfina pueden generar el éxtasis corpóreo que haga pecar hasta el o la más puro, casto, conservador ser humano, tal y cual como se ve en la película Chocolat de Lasse Hallstrom.

Lo único cierto es que tanto la gastronomía como el erotismo se originan a través de nuestros sentidos e instintos, que al pasar de los años se han vuelto parte importante de nuestro contexto sociocultural.

Buena noche o bon appétit

Recomendación para una cena:

Pasta arrabbiata

Vino tinto montepulciano d’abruzzo

Fresas con chocolate y un toque de chile en polvo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s