Esquites, Elotes, Tostadas y Chalupas

Por: Leo Herrera

Pokeparada. El parque reúne a decenas de adolescentes (jóvenes y mayores) en la caza de pequeños monstruos virtuales. Este breve espacio permite la convivencia entre quienes lo desean. Es posible mirar algunos solitarios refugiados tras el tronco de un árbol y algunos más sociables forman ese cuerpo social que intermitentemente mira su celular.

Durante las últimas semanas hemos podido ver un sinfín de críticas a esta práctica, decenas de sesudos analistas e intelectuales opinando sobre el consumismo y enajenación juvenil, del aislamiento y antipatía que genera. Un grito que sentencia «caza un libro, no un pokemon».

Foto: Flickr.com/Nando Arruda
Foto: Flickr.com/Nando Arruda

Pensemos en la generación del atari, Nintendo, las primeras computadoras y celulares, el inicio de la televisión y todas esas cosas geniales que la tecnología trajo a nuestras vidas. Pasamos por el e-mail, el chat, el Messenger, el Facebook, Instagram y Tik Tok. Generaciones acusadas de lo mismo que hoy asentimos contra los jóvenes, la decadencia cultural, la falta de conocimiento, el aislamiento personal y la falta conciencia social y política. Esta decadencia existía, vivían aislados de los demás, solo algunos afortunados tenían acceso a la literatura, cine y música. Crítica descarnada de sabiondos y de aquellos que tras leer un libro se consideran superiores al resto de los mortales, pose de intelectual que ha sido bien descrita por Rodrigo González:

Los asuntos colectivos (políticos y sociales) son un problema que no radica solamente en el entretenimiento o el uso de nuevas tecnologías. Es un asunto de cultura política que ha sido permanente durante décadas en nuestra sociedad, la apatía, la corrupción, la desinformación y la manipulación son la manifestación más próxima de un problema a fondo.

Leer el libro vaquero, escuchar regueton, ver novelas, cazar pokemones no nos hace menos cultos, ni intelectuales, no daña nuestra autoestima o nuestro cerebro. Eso sí, no dejemos de realizar otro tipo de actividades que ilustren nuestra vida y la llenen de placeres que nos permitan mantener nuestra pose de personas cultas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s