La Fotografía como Parte de una Identidad Turística

Por: César Augusto Corro

Con la llegada de la era digital a la sociedad, en la cual, traer el último Smartphone es estar a la moda, sin importar el nivel económico  de cada persona, o, sin conocer al cien por ciento las funcionalidades de dicho aparato, la fotografía profesional a sido desplazada por los no conocedores de una buena fotografía. Esto como parte de que mucho individuos, si no es que la mayoría, creen que no necesitan saber lo elemental al momento de sacar una buena fotografía, por eso nos dimos a la tarea de entrevistar al un par de fotógrafos que practican tal profesión desde décadas atrás.

Manuel Cardozo de 54 años de edad lleva poco más de 20 años en las afueras de Catedral cuyo único propósito es ganarse la vida a través del lente de su Polaroid instantánea 78k la cual ha sido su fiel compañera a lo largo de toda su vida, la cual, comenta fue una herencia de su papá quien practicaba la fotografía desde los 15 años y le heredo tal gusto junto con el equipo.

Manuel comenta que desde hace 8 años atrás la gente ha dejado de solicitar sus servicios retratando a las familias a las afueras de la Catedral poblana, “durante mucho tiempo era un buen negocio para mí porque las familias y turistas poblanos recurrían a mí, con el hecho de llevarse una bonita catedral o en los diferentes alrededores del centro, pero a partir de la llegada de los Smartphone lo único que les importa a la gente es sacarse la selfie, o alguna fotografía entre ellos sin solicitar la ayuda de alguna otra persona”.

Y es lógico que su trabajo este disminuyendo considerablemente con la llegada de nuevas tecnología, lamentablemente la gente solo almacena sus fotografías y en muchas ocasiones las pierde sin llegar a imprimirlas nunca, aproximadamente solo un 23% imprime sus fotografías y de un cien por ciento solo 46% se almacenan de manera permanente.

Cardozo y Amelia son una de las muchas parejas poblanas que viven de la fotografía desde hace mas de 10 años, y coinciden con Manuel con la llegada de nuevas tecnologías incluyendo tabletas han reducido sus ingresos de la fotografía sin importar a las personas la calidad con el que ellos la tomaba, “muchas veces  observamos que la gente trae consigo buenos teléfonos pero lamentablemente eso no los hace buenos fotógrafos porque salen sus fotos desenfocadas o con algún otro error, nuestra labor consiste en tomar un buen ángulo y darles una buena fotografía para llevar”.

Ambos coinciden que están buscando algunos trabajos alternativos para poder subsistir ya que día con día la fotografía ha dejado de ser un negocio rentable al menos para ellos y poco a poco han visto como alguno de sus colegas han ido abandonado tal profesión dedicándose a alguna otra actividad o simplemente cambiando su equipo por el del ambulantaje a lo cual también respondieron que ellos en su momento lo han analizado a pesar de que recientemente fueron retirados de la zona frente.

En conclusión por diversos factores ellos son y seguirán siendo parte de un todo en donde el turista y no turista puede recordar a través de una fotografía su recorrido por aquellas calles poblanas y vivencias que nunca la tecnología podrá reemplazar.

 

Imágen: Señor Click
Imágen: Señor Click

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s