México, a una foto del cambio

Por: Eduardo Galiote Mendoza

Una foto, qué diablos es una foto, en algunos casos funciona como accesorio para conseguir likes en Facebook, tal vez para atraer compradores en caso de que vendas algo en línea, ya que como todo en el mundo, es necesario ver para animarse a lo que sea.
A veces una foto sirve para decir lo que pensamos o como nos sentimos a través de cientos de pixeles. Para muchos, para que una foto pueda ser llamada foto, debe tener elementos específicos de estructura, un buen balance de luz, profundidad, líneas, un casi perfecto encuadre, entre otros detalles técnicos. Pero realmente, y si lo analizamos de otra forma, una foto no deja de ser foto aun cuando no cuente con dichos elementos, ¡Diablos!, todos podemos hacer una foto, buena o mala sigue siendo foto ¿Quién diablos decidió que una foto debe tenerlo todo para ser “perfecta”?

En twitter, facebook, instagram, snap chat y cualquier red social que se te ocurra, se suben en promedio, 250 millones de fotos diarias; ¿A dónde va a parar tanta foto? ¿A que rincón de la red llegará? ¿Qué impacto tendrá en sociedad?
Hoy día, compartir una foto equivale a sentirte parte del significado que la envuelve. Fotos de desnudos, semidesnudos, de perros, de comida, de perros disfrazados de comida, de perros hechos comida, de protestas en contra de usar a los perros como comida, fotos de una guerra, fotos de un niño con el cráneo perforado y desangrándose, fotos de policías disparando, fotos de políticos dando un discurso de promesas para el mundo, de políticos cometiendo ilícitos.
Las fotos a veces nos entregan tristeza, nos hacen sentir pena, vergüenza nacional incluso, pero una foto, así como puede mostrar y reflejar el mal, también lo hace con el bien, vivimos en una era donde tomar una foto puede ser molesto, incómodo y hasta mortal para algunos. Sin embargo, en una sociedad tan violenta, una foto puede ser una bala de bien disparada a través de un dispositivo semiautomático, una bala que impacta tan fuerte como uno quiera. ¿Un arma que hace el bien? Pues sí.
Si más fotos de bien se subieran a la red por día, el mundo sería más consciente, más humano, se compadecería un poco más, sería más tranquilo, más honesto y más bueno; ya no estamos para seguir compartiendo memes todo el día, de vez en cuando, subir algo donde manifestamos nuestra inconformidad ante algo, ya vimos que si puede lograr un cambio con una foto.
Es hora de salir y hacer foto, es hora de disparar con una cámara hacia las bases de un México corrupto, cegado por el dinero y el poder, tal vez ya sea hora de convertirnos en buenos ciudadanos y preparar al país para el buen andar de nuestras próximas generaciones.
La foto por raro que suene, es un medio de protesta que al igual que la fe, es capaz de mover montañas.

Imágen: Señor Click
Imágen: Señor Click

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s