Tinna Modotti

Tinna Modotti (Pino Cacucci, Circe Bolsillo)

Por: Alejandra De Lazaro

 

Mirada nostálgica y triste, pero de embelesadora belleza. La mujer que ese entrego en cuerpo y alma a sus ideales; aunque estos le significaran su más grande desilusión y el ocaso de sus días.

 

Asunta Adelaide Luigia Modotti mejor conocida como Tina Modotti. Actriz de cine mudo en Hollywood, fotógrafa y luchadora social.  Udine Italia la ve nacer  el 17 de agosto de 1896, la segunda de cuatro hermanas y dos hermanos. Su padre Giuseppe Modotti de oficio albañil se trasladará a Austria en busca de trabajo para mantener a su familia,  de ideas socialistas participa en manifestaciones y reuniones, entre sus recuerdos de infancia Tina conservará el del 1º de mayo un mar de cabezas y banderas rojas, vistas de lo alto de los hombros de su padre. La situación económica de familia Modotti es precaria y abandona la escuela después del tercero elemental, empieza ayudando a su madre en trabajos de modista, más tarde ya con doce años consigue que la contraten en una de las hileras Raiser. Giuseppe decide probar suerte en los Estados Unidos, espejismo normal para el subproletariado italiano de principios de siglo.

modottiModotti llega  en 1913 a San Francisco en un barco atestado de inmigrantes. Con 17 años y una semana de su llegada se emplea  de obrera textil. Por ese año se consolidarán los grandes movimientos sindicalistas de la época. Comenzarán sus primeros acercamientos con los círculos obreros  y grupos teatrales, más tarde decide emplearse como modista en su casa. En 1915 conoce al pintor y poeta Roubaix de l´Abrie Richey (Robo) originario de Quebec con quien más tarde contraerá nupcias. Ya holgada su situación económica Tina  Modotti continua trabajando como modista en su casa, lo que le permite ser creadora de modelos y dejar libre la fantasía. En 1920 rodará varias películas, pero el vació que le causa el objeto de su cuerpo y de la importancia y atención de todos hace que lo abandone y que llegue a ser sólo un paréntesis en su vida. Siente el deseo de explorar nuevos expresiones artísticas y la fotografía es uno que no ha sido explorado totalmente. Tina posa para Edward Weston, amigo de Robo y con quien más adelante tendrá una relación, pero mientras  lo hace pregunta, estudia y observa. 1923 viajará a México que se ha convertido en el foco de atracción de las vanguardias de todos los puntos del mundo y formará parte de en las filas del Partido  Comunista Mexicano. El movimiento artístico mexicano se había manifestado como rebelión cultural antes de que se desarrollara la revuelta política y social. Dentro de sus amistades se distingue Antonieta Rivas Mercado, Diego Rivera que en su momento posará para su obra, David Alfaro, Frida Khalo, José Vasconcelos, Siqueiros, José Clemente Orozco, Vitorio Vidali.

Aquí hay pocas cosas que no emanen belleza.

Hay más poesía en una figura solitaria que se apoya en la puerta de una pulquería al atardecer, o en una hija de los aztecas color cobre que amamanta a su criatura en una iglesia, que todo lo que podrías encontrar en los Ángeles en los próximos diez años de vida…¿Puedes imaginar una escuela de arte donde todo es gratuito para todos, sean mexicanos o extranjeros? Después de diez años de desventuras, es maravilloso ver que se está construyendo en esta tierra…

El interés por los problemas sociales se convierte en pasión política, lo que hará crecer las dudas entre el arte y su compromiso de militante. Apoyó la lucha de Cesar Augusto Sandino. En 1928 conocerá a Julio Antonio Mella dirigente estudiantil cubano con quien tendrá una relación que para Modotti sería su más grande amor. En 1934 participa en la Guerra Civil Española, se enlistó en las brigadas Internacionales. En 1939 regresa a México donde continúa su actividad política a través de la Alianza Antifacista Giuseppe Garibaldi.

weston-tina-modotti-1921Poco a poco se va aislando y convirtiendo en la sombra de la mujer que inmortalizaría Weston, en la figura pasiva de todos los dolores causados por la época más intensa y violenta de este siglo. Apagada, exhausta, triste y destrozada por haber perdido la ilusión en un ideal  que el poder ha transformado en una locura paranoica. El 5 de enero acude a una reunión en la que pocos ya la reconocen y donde ella quiere pasar inadvertida, al sentirse mal abandona dicha reunión para abordar un taxi en el cual moriría minutos más tarde de un paro cardiaco.

Bibliografía

Tina Modotti, Pino Cacucci, Circe Bolsillo

Cita (I) Pág. 34

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s