Pasado presente y presente futuro

Por: Andrea Salazar
La vecindad era muy grande, jugábamos con los chicos del 11 que sacaban unos tráileres tan grandes, yo soñaba con uno de ellos lleno de tierra para descargar la mercancía. Pablo, mi hermano sacaba sus canicas de una bolsa vieja que era del mandado de mi madre, pasábamos un buen rato jugando con ellos, que terminábamos por jugar a escondidas y cada quien se iba para su casa, era cuando ya no nos buscábamos, hasta el día siguiente.
Mi hermano y yo seguíamos en casa jugando, la noche se hacía eterna, que terminábamos en cama sin dormir, contando historias de terror que terminaban en no abrir los ojos y no mirar la oscuridad, poniéndonos las cobijas en la cara y pensar que faltaba poco para que amaneciera.
Era tan divertidos los sábados; salíamos con los del 11 a tocar los timbres de la colonia, un día una vieja nos dijo de cosas, pero ya sabíamos a que nos aventábamos, nos creíamos tan fuertes tocando el timbre al viejo de las tortas de la esquina, quien salía con su ceja fruncida, sus labios tan pegajosos y asquerosos llenos de baba.
Mamá nos gritaba desde la puerta que fuéramos a comer, Pablo y yo íbamos a sentarnos, mamá preparaba una sopa que no me gustaba, creo era de caracol, no recuerdo bien, pero yo se la regalaba a mi hermano, él era el ganón.

Flicker.com/Ander Izquierdo

Escuchábamos tocar la puerta, la vieja de enfrente invitaba a mi mamá a una comida de puros vecinos, papá casi nunca iba porque se la pasaba trabajando, cuando se reunían, mi hermano y yo íbamos con todos los niños de la vecindad, jugábamos el famoso «Zapatito blanco», «Serpientes y escaleras», «lotería» -que era mi preferido-, nunca ganaba, pero me encantaba buscar las piedras tiradas en la vecindad para ponerlas en mi tabla llena de dibujos y cosas que ni sabía que eran, pero medio entendía. Los del 11 en vez de monedas ponían corcholatas de cervezas que encontrábamos tiradas abajo de las mesas, para nosotros era como el oro y las coleccionábamos, los del 5 eran tan tímidos, que siempre jugaban pero nunca supe ni como se llamaban ni cuantos años tenían.
Yo tenía 7 años, recuerdo a Raquel, una niña que me gustaba, a veces nos dábamos de besos en la azotea, nos escondíamos en la ropa que colgaba la viuda del 2, pero me daba pena yo ni sabía que era eso, o para que lo hacíamos, pero me gustaban sus dos coletas con moños de color que su mamá le ponía, sus vestidos y sus zapatos de charol tan brillantes.
Pablo me hacía burla de que me gustaba Raquel, pero yo no podía olvidarla.
Cuando acompañe a mamá al mercado vi unas canicas que no pare de decirle que me las comprara, pero mamá solo llevaba lo necesario para su comida, ese día me puse triste porque yo soñaba con unas canicas como las que tenía mi hermano, llegue a decirle a papá que me las comprara pero el solo me decía «después», mi hermano me prestaba las suyas pero no era lo mismo, siempre tenía que devolvérselas, las contaba y si se le perdía una me ponía a buscarlas debajo del sillón y la cama, hasta en el patio.
También me acuerdo que coleccionábamos pelotas del vecino riquillo de enfrente, casi siempre se le volaban, me caía gordo el perro que tenían, siempre ladraba y salpica baba, casi nunca dejaba dormir.
Pablo y yo nos peleábamos diciendo que yo lo iba a alcanzar, que él se quedaría más chaparro, casi siempre se enojaba, pero un día me aventó de la cama y salí volando, me acuse con mi mamá y lo castigo diciéndole que sus canicas no las usaría, la verdad me daba risa su cara cuando me veía.
Los del 11 sacaban sus libretas y nos poníamos a hacer barcos de papel; un día los metimos todos en una cacerola llena de agua que era de mamá y se enojó, pues ahí iba a poner el atole, me puse triste la verdad, ese día ya ni hubo atole.

Flicker.com / Mateus André

Un día entre al baño, me encontré con varios babosos, le llamaba a mi hermano y nos encantaba echarle sal para verlos como se caían al suelo.
Un día le dije a mi hermano: Haste del baño en esa planta, como era de esperarse, mi hermano con sus buenos modales no se atrevió, entonces me baje los pantalones, y le enseñe que yo era todo un «Macho». Ya era de noche y mi mamá calentaba la leche, me gustaba quitarle la nata con mi dedo y comérmela, me gustaban las tortas quemadas llenas de gelatina, plátano, mantequilla.
Cuando iba a la tienda con papá le pedía chocolates, siempre terminaba comprándome caramelos, yo creo que estaban más baratos.
Yo sentía que crecía, porque ya me quedaban cortos mis pantalones, ya me quedaban los que pablo, iba dejando mi infancia la cual siempre fue de juegos y sueños. Me acuerdo de los ratones que espantaban a mamá, las cucarachas que un día mi hermano y yo nos encontramos en una coladera de la calle. Los animales que nunca me gustaron fueron los ciempiés que aparecían en el patio, o las orugas que terminábamos por aplastar mi hermano y yo.
La escuela me parecía tan aburrida, siempre que la maestra daba clases pensaba en que ahora si les ganaría a los del 11 en coleccionar más hormigas y guardarlas en el frasco Algo que siempre recuerdo es cuando mi madre compraba pan y terminaba por comerme dos, mi mama nos interrogaba acerca de quien se había comido los cocoles y mentía diciéndole que no sabía, poniendo mi cara triste que terminaba regañando a Pablo, era divertido verlo pagar por mis mentiras.
Soñaba en tener unas canicas, en que el vecino de enfrente jugara con nosotros, en que papa un día me regalara una bolsa llena de chocolates.
Claro uno crece y nunca deja de ser niño, cuando tenía tu edad Juan nunca dejaba de soñar y hacer travesuras, jugaba como loco.

– ¿Y cómo le hago para no crecer papá?
– Nunca dejes de soñar
– Y si nunca dejo de soñar
– Entonces no dejes de ser un niño
– ¿como?
– recordándolo que una vez lo fuiste, ya vez hijo recordar es vivir y vivir es soñar, nunca dejes de soñar.
Le dio un beso en la mejilla, se dio la vuelta y apagó el foco.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s