Del tiempo y de Fito.

Por:  Andrea Salazar

Hay días, si hay días, Decía Fito «…Yo soy mucho más normal que tantos idiotas que juegan  a vivir escondidos debajo de sus normas…» Donde volvemos a nacer, a reinventar la vida. Siempre caemos y nos levantamos, hay cosas buenas en la vida «…Me equivoco sin parar, pero nunca tuve miedo a quitarme el disfraz porque cuando estoy desnudo también siento libertad…» Tanto hay en la vida; amor, desamor, tristezas, alegrías pero en ellas hay algo bueno que aprender.

Páez reinventa las canciones, les da un enfoque realista y franco, pero ¿porque no darle alegría al corazón?, Cuando ayer caímos nos dimos cuenta que Páez siempre nos da un enorme aliento para despertar, para levantar los pantalones y decir  «A rodar mi vida», a sentirse vivo a darle sentido a nuestra alma; comprar libros, cigarros, algún instrumento, cervezas y vivir.

Foto: Flickr.com /ᗩᑎᑎE ᒍ ღ

Siempre veremos una gran luz que nos invita a tomar «Al lado del camino» a viajar y sentirse acompañado de uno mismo de los libros, las copas de vino, los amores. Paez nos recuerda a su hija, su familia, sus gustos, su infancia y un sin fin de historias en un hombre, un corazón. Nos trasmite una gran enseñanza, una gran intelectualidad a «Creer en el amor a través de los años…»   El nos transmite que ser uno y vivir  es cuestión de nosotros de sentirnos libres, salir en las calles y sentirse pleno .

Si volvemos a caer no importa Fito nos revive con su canción  «Yo vengo a Ofrecer mi corazón», a dar todo sin buscar nada a cambio, a no olvidar los recuerdos que alguna vez nos hicieron sentir Mariposas… «Hay recuerdos que no voy a borrar, personas que no voy a olvidar, hay aromas que me quiero llevar, silencios que prefiero callar…»

El tiempo nos lleva a conocer, aprender y cambiar, pero a veces no nos da las respuesta que deseamos, pero aún así Fito nos dice «Hay secretos en el fondo del mar…» «Dejar, amar, llorar…» El tiempo nos ayuda a olvidar y a seguir en el camino. Nos hace reinventar historias, caminos, libros, la música, los amores, la vida, la libertad, nos hace ver «Mariposa Ternikolor» nos recuerda de buena manera nuestra infancia.

Si de algo hay que agradecer a Fito es que nos deja grandes canciones que nos levantan de la nostalgia, la tristeza y el dolor, los convierte en libertad, reinventar, vivir y seguir soñando. No importa las veces que caigamos o estemos felices Fito Páez nos abrirá sus manos hacia su música.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s