El Exagerado Silencio

Por: América Femat

 

Para sentirse vivo

hay que pisar una desolación,

algo que ya no tiene nada

que decir.

Fabio Morábito

 

El alfabeto es pequeño para un estela

de tres puntas que me persigue donde existo.

Tan helado, tan pobre de espíritu, tan distante.

¿Acaso no invoco al amoroso mensaje?

 

Súbito aullido suicida

que no se extingue…

Ahora llueve dentro.

La  diosa nos persigue,

la cacería comienza, luna deshojada.

 

Quiero reír. Llueve por amor y desamor,

llueve a cántaros rotos sin interrupciones.

Soy tormenta que llueve

mi lengua llueve pesada,

los sueños tiene hambre.

La voluntad estorba.

 

La tinta se chorrea en él y mis dedos llueven,

mi voz también –calladamente-

igual que hoy

igual que…

no quiero mañana en otro o en otros.

 

Tal vez comprendas mi mutismo

el exagerado silencio,

el descalabro.

Foto: Flickr.com/ VaqueroFrancis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s