Cantando bajo la lluvia

Por: Iván Vladímir Ayala Guevara

En cuanto me hicieron la solicitud formal para participar en este espacio con una reseña sobre una película relacionada con la lluvia, lo cual agradezco, invariablemente, me saltó el título de la inolvidable obra de Gene Kelly: Singing in the rain.

Esta obra, estrenada en 1952, no solo es una referencia obligada en la historia del cine sino también, una auténtica oleada de felicidad, cada escena es un shot de alegría para propios y extraños.

La película narra la historia de Don Lockwood (Gene Kelly) un actor consagrado en el mundo del cine que ha conseguido el éxito profesional y personal, pero aún le parece que su vida está incompleta hasta que conoce a Kathy Selden (Debbie Reynolds) quien es la respuesta a sus plegarias, el amor ha resuelto sus angustias. El largometraje toma como móvil la entrañable historia de amor de los protagonistas para narrar, de manera sobresaliente, la transición del cine mudo al cine sonoro, en el cual Kathy y Don incursionarán exitosamente, no sin provocar la envidia de Lina Lamont (Jean Hagen) la antigua pareja actoral de Don, quien hará lo posible por evitar el estrellato de Kathy la joven actriz que recién busca abrirse paso en la celosa industria cinematográfica.

El guion de esta cinta es el resultado de la inspiración de las 10 fantásticas melodías que componen el soundtrack, compuesto por melodías llenas de alegría como Broadway ballet, You are my lucky star, Good morning y, por supuesto, Singing in the rain, melodía que le da título a esta obra maestra y que, además, acompaña la escena icónica de la cinta: Don despide a su amada Kathy en medio de una pronunciada lluvia pero la felicidad puede más que la tempestad, Don le confiesa a la lluvia y todo cuanto le rodea que está listo para el amor mientras baila tap entre copiosos charcos de agua.

Singing in the rain es, sin lugar a dudas, el musical más importante en la historia de la industria, los años no le restan frescura a esta historia del cine dentro del cine.

Esta historia ha tenido la capacidad de convertir la gris e intempestiva lluvia en una declaración de amor y felicidad, después de apreciar esta cinta la lluvia nunca volverá a ser triste.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s