La necesidad de ser visto

Por: Enrique Taboada

Y a un segundo de decirnos lo que urge,

preferimos callar.

Tanto Facebook y no decirnos cosas reales,

cosas que importan,

cosas que duren,

Ya no hay poesía porque…

ya no hay verdades que valgan,

y más vale un emoji que define todo

a las palabras que suelen acomodarse.

En el pasado quedo la hoja de papel

que dice nunca te marches.

Antes las cosas valían  porqué

una hoja escrita la podía leer y releer,

eran difíciles de soltar,

ahora basta eliminar un mensaje

para hacer de lo eterno algo fugas.

Y como me gustaría amarte en

aquellos tiempos que no había ni facebook

ni twitter, ni whatsapp, ni messeger

pues antes,

si se tenía la necesidad de ver a alguien  se iba a su casa

y no se mandaba una foto, un audio,

ni una vídeollamada,

se amaba más de cerca,

y no a través de una pantalla.

Y no sé si me entiendas,

pero, quiero dejar de amarte

tocando un teclado

prefiero poner mis manos en tu cuerpo,

hacer que esos 5 caracteres que me escribes

me los digas al oído,

que tu mano me tome

y me lleve lejos de la web,

no necesitó nada de ese lado

sí te tengo en mí vida,

si mí única necesidad es que me sigas a la cocina,

que si vas a compartir algo,

sea la sabana para dormir a tu lado

 que si algo te encanta que sea yo,

porque en estos tiempos,

amar es un acto revolucionario,

espero que este poema lo hagas tuyo,

y lo guardes.

En tu libro favorito así me sientas cada día,

más cerca y no más lejos.

No me contestes con un emoji,

ni compartas estas letras;

ven a pasar la tarde en casa,

el mate está servido,

la mesa puesta.

Imagen: Flickr.com/Esther Vargas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s