Oscuridad, Estado Natural

Por: Angulo Torres Melchisedech Daniel

 

A la mitad del viaje de nuestra vida

me encontré en una selva obscura,

por haberme apartado del camino recto.

Dante Alighieri

Había caído la noche.

Había soltado mis herramientas.

Me burlaba de mi martillo, de mi perno, de la sed

y de la muerte.

Antoine de Sant- Exupéry

 

Nuestro estado natural es la oscuridad. La obra “Metafísica” de Aristóteles podría resumirse en la siguiente fórmula: la sumatoria de algo finito es igual a algo infinito. En ese sentido, la ausencia de oscuridad (finita), se define precisamente por la oscuridad misma (infinita). En otras palabras, la oscuridad no es otra cosa más que ausencia de eso a lo que llamamos luz, y a su vez, la luz implica ausencia de oscuridad. Este ejemplo bien demuestra el peligro de caer en la imposición de n binarismos habidos y por haber, como bueno- malo, paz- guerra, amor- miedo, blanco- negro etc.

Hablando de la oscuridad (del pasado), sería preferible el terreno sólido del presente, pues encontramos mayor veracidad en algo que hemos experimentado, que en algo que todavía se tiene la duda de si en realidad sucedió. Hay que considerar la oscuridad de la noche, así como la noche de la oscuridad. Es incomprensible sin el día, sin la luz del sol (o lámpara para los filósofos)[1]. Crear es pensar. En la oscuridad es más difícil “dar” y “crear”; que buscar, ambicionar o querer…. ¿Si le cambiamos el nombre a la oscuridad se alterará?

Tanto la memoria como la imaginación tienen algo en común con las percepciones, es posible imaginarse alguna representación de una noche vivida o por vivir, y así la memoria nos puede ofrecer el recuerdo de alguna bella velada que pasó o una que está por llegar, por ejemplo.

Cada vez que pasa, queda una menos que aconteció y, simultáneamente, queda una más por acontecer. La página de un libro, un amor, una canción, la noche…

[1] Lo que en Teología es el milagro y en jurisprudencia es la excepción, en Filosofía es la lámpara.

Bibliografía: Hume, David (2011). Diálogos sobre la Religión Natural, Alianza: Madrid.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s