MATERIAL

Por: Fabiola Morales Gasca

MATERIAL

 

Somos del mismo material del que se tejen sueños.

William Shakespeare

 

 

Somos de la misma tierra de la que brotan orquídeas. Sueños enlazados a semillas.
Somos todo aquello que renace y florece, que se seca y permanece,
estrellas palpitando bajo la tierra.
Abre el rey la corola de versos para sus hermanos
abre el poeta la palabra para los oídos.
La tierra se fermenta
igual que se desprenden de nuestra mente los pensamientos.
Hemano, no veas el error en mi letra,
ve la intención del espíritu de nuestra madre, cuida lo que habita en ella;
no es un designio de Dios, sino una responsabilidad de hombres con honor.
Que tu mano coseche aquí el mana, alimento de dios
la espiga y la sal, la obra buena que engrandece la voluntad.
Demos a la tierra algo de lo que ella nos da,
El rojo amanecer de nuestros deseos,
el verde copular de las palabras,
al azul cielo de nuestros anhelos
transparencia de espíritu del que se tejen nuestros sueños.
Sueños enlazados a semillas.
tierra de la que brotan palabras y orquídeas.

EN PARÍS Y EN MÉXICO

En Paris y en México los panteones
son iguales tienen su propia cadencia desafiante.
La tierra que oculta la cáscara denigrante
muestra silenciosa un viaje hacia el abismo de la eternidad.
En París un aire húmedo se cuela por los huesos
mientras una lluvia intenta penetrar todos los secretos del universo.
En la mort se balancea por un instante
la conjugación de todos los verbos amar soñar volar
[amour, rêve, voler ]
Y preceden todas las estrellas el desfile de la nocturna brevedad

Piso hojas húmedas el duelo.
El silencio habita las tumbas mientras un regocijo de pájaros
irrumpe la caminata de los pensamientos.
La muerte se aclimata en esta mañana nublada.
Un hedor a dudas me permea el hastío de la vida
e interrumpo mis pasos en una vacía tumba.
Cubierta de hojas secas se oculta el nombre,
las barro todas y sólo queda humedad centellante entre las piedras,
descubro un espejo reflejándome los ayeres.

De súbito la vida viene y el aire llena los pulmones
sobre la primigenia estación aquí.
Un silencio precede a todos los gritos del mundo
como la eternidad a la consciencia.
Soy aquí como allá
tal vez por eso en París y en México
los panteones tienen el mismo consuelo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s