Vida y amor entrecruzados en el andar cotidiano

La vida del ser humano es un ciclo, inicia con el nacimiento y culmina con la muerte. Durante este período el amor es uno de los aspectos más importantes para alcanzar la felicidad, o las principales metas de la existencia. Podemos hablar del amor al universo, a la familia, a la pareja, a las demás especies animales y a uno mismo.
La vida se piensa de diferentes formas, tal como la calidad de vida. Hay para quienes la miran en torno a la capacidad de consumo y, por tanto, al éxito económico; sin detenerse a pensar en quienes se les arruina la existencia para lograr la meta propia. Hay quienes la recorren buscando el amor y formando una pareja, o bien, entregando su vida a la ayuda a otros, aman a la humanidad; otros más la entregan a espacios religiosos y tratan de asegurar su lugar en el más allá; otros, se dedican a contemplarla y verla pasar. Algunos buscan una nueva forma de vivir la vida, otros la viven arrebatadamente y al extremo, otros más, quizá la mayoría, a vivir los cánones que les fueron establecidos, muchos de ellos, dedicados solo a contemplar la vida de los demás. Sin duda, reflexionar la vida y la mera existencia es un reto sin cumplir para la humanidad. 

Foto: Leo Herrera

El amor se vive día a día, el amor al universo y la contemplación y admiración de la madre naturaleza y sus obras, muchos amamos a las demás especies animales y en espacial a quienes viven amando a sus mascotas. El amor no solo se refiere a las relaciones erótico-emocionales que compartimos con la pareja, también refiere al amor a los padres, hermanos, amigos y humanidad en general. Sin duda, hay quienes no son capaces de sentir estas formas de amor, o bien, han retorcido brutalmente su escala de valores, o, mínimamente, no logran distinguir entre éstas.
El tema de este mes en Revista 217 es la relación entre la vida y el amor; el vivir la existencia con pasión o solo recorrer el día a día. ¿Cómo se vive el amor? ¿Cómo se ama la vida, la propia y la ajena? ¿Se puede vivir sin amor? ¿Es posible amar sin vivir? ¿Es más, como se conceptualiza la vida y el amor desde la intelectualidad hasta la vida común? ¿Cómo se concibe la vida y el amor en otras culturas, nacionales o extranjeras? ¿Cómo manifestamos la vida y la cultura en diferentes construcciones artísticas, en la filosofía, las ciencias y nuestra vida cotidiana?
Esperamos sus colaboraciones para Revista 217 antes del 11 de noviembre, recuerden que puede ser poesía, cuento, narración, crónica, análisis, reflexión y cualquier otra forma de manifestación de las ideas, escrita o en imágenes. Recuerden enviar al correo proyecto217puebla@gmail.com o bien a revista217@gmail.com.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s