La construcción de cohesión social desde el currículo escolar

Por: Iván Vladímir Ayala Guevara

Se dice en política pública que “lo que no se corrige en el diseño es imposible corregir en la implementación”, esto es lo que, probablemente, ha dirigido mis recientes esfuerzos, y próximos, a analizar la formación inicial docente, pues tengo la certeza de que aquí está la solución a muchos de los problemas que identificamos en la sociedad actual (que quede claro que nunca he negado mi “mal de fe”). Y con problemas me refiero tanto al bajo desempeño académico de nuestros estudiantes de educación obligatoria (preescolar, primaria, secundaria y media superior), como a los altos índices delictivos y de percepción de inseguridad[1] que aquejan a nuestro país.

Este trabajo pretende abonar a la discusión de la necesidad de construir cohesión social desde las aulas para disminuir la brecha de desigualdad, establecer un piso mínimo de derechos y disminuir las tasas de delincuencia.

El tema adquiere relevancia por que en abril de 2016 el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) aplicó el Estudio Internacional de Educación Cívica y Ciudadana (ICCS) que permite establecer qué tan preparados están los jóvenes para asumir su responsabilidad como ciudadanos, los resultados fueron preocupantes pues, además de estar por debajo de la media internacional, detecta actitudes contrarias a la integración de la sociedad.

En este sentido, la literatura identifica diversos aspectos que contribuyen a la construcción de cohesión social. Este documento analiza el currículo como uno de los aspectos que permiten alcanzar un mayor grado de cohesión a partir de la calidad[2] educativa.

En este ámbito, en el año 2013 se modificó el artículo tercero constitucional, que rige la intervención del Estado en materia educativa, y resultó en una revisión e innovación significativa del sistema educativo nacional, ya que estableció acciones para elevar la calidad (Carrillo, 2015). En este marco, es necesario mencionar que la educación básica, media superior y normal[3] es regulada y coordinada por los gobiernos locales, mientras que al gobierno federal le compete la atribución exclusiva de determinar los planes de estudio en todo el país (Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica).

La Reforma educativa, consecuencia de la modificación del artículo tercero, establece entre sus ejes[4] el “Planteamiento curricular” y la “Formación y desarrollo profesional docente” que plantean, el primero de ellos “un perfil de egreso que indica la progresión de lo aprendido desde el preescolar hasta el bachillerato, que implica también el primer ejercicio de articulación formal para la educación obligatoria. A partir de un enfoque humanista, y con base en hallazgos de la investigación educativa” y, el segundo “plantea un sistema de desarrollo profesional basado en el mérito, anclado en una formación inicial fortalecida, con procesos de evaluación que permiten ofrecer una formación continua cercana, pertinente y de calidad.” (SEP 2017). Y constituye como una de sus principales actividades, respecto de la formación inicial, el diseño de cursos de formación disciplinar y pedagógica de 7 licenciaturas relacionadas con la formación docente.

La primera parte del trabajo define el problema central de esta investigación.

La segunda parte conceptualiza la cohesión social, analiza el diagnóstico elaborado por la encuesta Cívica 2016 y establece la relación de la calidad educativa con la misma.

La tercera parte desarrolla el marco teórico, en este apartado se identifican los rasgos deseables del currículo y su trascendencia en la formación docente. En primer lugar, se realiza una revisión de la literatura sobre la incidencia de la formación docente en el desempeño académico de los alumnos, y los elementos que conforman la formación inicial.

Definición del problema

Como resultado del análisis de la encuesta Cívica 2016 y de la necesidad de cohesión social para cerrar la brecha de desigualdad, pues está implica una vida confortable y digna e instituciones que ofrezcan igualdad de oportunidades al competir por mejores posiciones, se identifican diversas causas que posibilitan o no la construcción de la cohesión, uno de ellos es la calidad educativa, además de reciente inclusión en el sistema educativo mexicano.

Derivado de esta inclusión del concepto calidad en el artículo tercero constitucional[5], se ha planteado una estrategia integral para su logro, sin embargo, resulta necesario precisar las señales que nos indicarán el logro o no de los objetivos, en este caso de la calidad.

Para ello es pertinente mencionar que el concepto suele discutirse desde la perspectiva conceptual y desde una aproximación operacional. Esta segunda es la que permite establecer parámetros para la calidad pues se obtienen, mediante un sistema de evaluación, resultados sobre el desempeño académico del estudiante (Arancibia 1997). En el caso mexicano, el sistema educativo, ha estado sujeto a diversos sistemas de medición, tanto nacionales (Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE), Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA)) como internacionales (Programa Internacional de Evaluación de los Alumnos (PISA por sus siglas en inglés), Estudios regionales comparativos y explicativos (PERCE, SERCE o TERCE según su versión, primera, segunda o tercera), Estudios de las tendencias en Matemáticas y Ciencias (TIMSS por sus siglas en inglés)).

En este sentido, la literatura identifica factores de contexto, de la escuela y de las características de los estudiantes (Backhoff 2006; TERCE 2015) asociados al desempeño académico de los alumnos. Dentro de los factores asociados a la escuela, el papel del maestro tiene una incidencia directa (Beck y Kosnik 2014), pues existe evidencia empírica que demuestra que si dos alumnos promedio fueran asignados a distintos docentes, uno con alto desempeño y otro con bajo desempeño, sus resultados diferirían en más de 50 puntos porcentuales en un lapso de tres años, teniendo, además, en el caso de los alumnos con docente poco efectivo, un impacto negativo irreversible, esto identificado en los estudiantes  de educación básica (Barber y Mourshed 2007).

A su vez, la calidad del desempeño docente está relacionada a múltiples causas en las que identificamos tres momentos: en el primero, sucede la atracción y selección de talentos a la formación inicial (Goh y Kong, 2008); en el segundo, la formación docente, que comprende la calidad de los formadores (Arredondo 2007; Loya 2012) y el currículo (Goh y Kong 2008; Gimeno 1988; Staback 2011); y en tercero, la formación continua, durante la práctica docente (Lacarriere 2008), y los recursos necesarios para el pleno desarrollo de su labor (Backhoff 2006).

Este documento se enfocará en el analizar las características del currículo y su relación con la literatura, dado que los estudios sobre este aspecto, y su vinculación con la construcción de cohesión social , son escasos y resulta pertinente establecer un diagnóstico ante el establecimiento de la reforma educativa

 

Cohesión social

La cohesión social hace referencia a lo unida o conectada que está la sociedad, el grado de cooperación y confianza que posee. Esta depende del capital social, definido por la cantidad y calidad de redes sociales, normas con que funciona la sociedad y la confianza de esta sobre sus normas. Tal capital es definido, en grado y calidad, por dos elementos: primero las organizaciones que existen en la sociedad, eso es el número y la calidad de clubes o asociaciones civiles; y el segundo, se refiere a los valores y las relaciones, es decir las formas de interacción entre los miembros de la sociedad, el grado de cooperación y la capacidad de resolución de conflictos (Sarukhán 2005).

Sarukhán (2005) explica, con la intención de facilitar la comprensión del concepto de capital social, su “inverso”, descrito como una mala gobernabilidad, con tres síntomas visibles que son: en primer lugar, el estado derecho; en segundo, el cohecho y la corrupción; y, finalmente, si los gobernantes tienen escasa o nula responsabilidad antes los ciudadanos. Estos síntomas incrementan el malestar de la sociedad

Además, el autor identifica como necesario adentrarse a aspectos más generales de la cohesión social y su entorno para comprender el tema de la influencia de la educación en la cohesión social. Indica que la globalización ha tenido implicaciones, involucradas con cambios intensos que surgen del agotamiento del statu quo, posterior a la segunda posguerra. Estos fenómenos han provocado la apertura de fronteras que dividían al mundo y han desplazado al Estado de bienestar. En síntesis, la sociedad mundializada en la que vivimos invade y amplía todas las esferas de la vida privada y pública.

Tras el simposio sobre cohesión social desarrollado en Dinamarca, 1995, llegaron a la conclusión de que los problemas de la globalización son más de índole social que económica, ya que identifican a la pobreza, exclusión y desigualdad como las dimensiones de mayor inestabilidad en el mundo. En este simposio, además, se adopta el concepto de “exclusión social” como una de las causas de sociedades desiguales, la cual, a través del desempleo, no sólo impide un ingreso en el individuo, sino de un estatus en la sociedad y, por lo tanto, de un sentido de dignidad personal.

De esta forma, frente a los intensos cambios hay una clara necesidad humana de mantener la identificación social y el reconocimiento y la participación en una cultura que dé sentido al destino individual y revalore lo propio, ya que únicamente en algunas formas de cohesión social es posible lograr el deseo de cada individuo por la identificación social. (Sarukhán 2005).

Foto: Flickr.com/ Antonio

La cohesión social es un elemento básico de la evolución cultural que, a pesar de que se ha diversificado en varias expresiones adaptadas a las peculiaridades culturales, históricas y ambientales de cada sociedad, requiere de la tolerancia por la diversidad cultural y de un entendimiento claro de la cultura propia.

En virtud de ello, educación y cultura están íntimamente ligadas y encuentran un punto máximo de convergencia en la educación, pues mediante la transmisión del conocimiento, de valores sociales y de solidaridad, el hombre potencia su magnitud de ser social, de pertenencia a grupos cono los que comparte afinidades y valores. Se perfecciona por medio del establecimiento de nuevas relaciones que lo mejoran y enriquecen en lo individual y colectivamente, fomenta la expresión de su creatividad, la autodeterminación y el compromiso en la solución de problemas que afectan a su comunidad; que lo conectan a su realidad cultural, social, económica y ambiental, al tiempo que es capaz de ubicar estas especificidades en un contexto global (Sarukhán 2005).

Asimismo, el autor plantea que los valores de la responsabilidad hacia los miembros de la sociedad que están marginados del acceso a los recursos y a la energía en el entorno inmediato de los alumnos, o en otras regiones del país, el tratamiento del concepto de la responsabilidad a las futuras generaciones es un asunto de ética que merece ser tratado como materia de enseñanza en todos los niveles. Estas formas de solidaridad social deben jugar un papel central en la transmisión de valores de un sistema educativo que esté preocupado por reforzar los lazos de cohesión social.

Para obtener un panorama de la situación actual en México es útil analizar los resultados de Cívica 2016, que es un estudio coordinado por la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA) con el propósito de establecer que tan preparados se encuentran los jóvenes para asumir su papel como ciudadanos en el siglo XXI, considerando el nivel de aprendizajes en temas cívicos, el compromiso y la actitud que tienen hacia temas sociales.  El estudio fue realizado en 24 países (16 de Europa, 5 de Latinoamérica y 3 de Asia), la población objetivo abarca a los estudiantes de octavo grado (segundo de secundaria en el caso de México); incluye información de estudiantes, docentes y directores escolares y consta de tres aspectos: Una prueba de conocimientos cívicos, un cuestionario al alumno, que pregunta sobre sus actividades y actitudes hacia diferentes cuestiones cívicas y ciudadanas, y cuestionarios para docentes y directores en el que se pregunta sobre acciones de la escuela relacionadas con la formación cívica.

Este estudio nos proporciona un diagnóstico de los temas que es relevante brindar a los alumnos en relación con la Formación Cívica y Ética para que adquieran conocimientos, comprensiones y disposiciones que les permitan participar como ciudadanos. Ya que de no contar con este tipo de conocimientos disminuyen sus posibilidades de comprender lo que se espera de ellos en sus comunidades.

Foto: Flickr.com/ Jordi Ferrer

Los datos del estudio fueron levantados en abril de 2016 y, tras su análisis, se obtuvieron las siguientes conclusiones (INEE 2017):

  • Los niveles de desempeño se encuentran muy por debajo de la media internacional, pues México obtuvo 467 puntos mientras la media de Cívica es de 517 puntos.
  • Los jóvenes mexicanos se distinguen por ser más proclives a protestar violentando la ley (tomando edificios, interrumpiendo el tráfico, pintando muros).
  • Los adolescentes mexicanos se informan menos sobre cuestiones políticas que en otros países, pero están más dispuestos a hacerlo para prepararse para votar y tienen una mayor intención de voto.
  • Perciben de manera más aguda casi todos los problemas globales planteados (pobreza, desempleo, contaminación, crimen, falta de agua), con excepción del terrorismo.
  • En quien menos confían es en los partidos políticos.
  • Una proporción de jóvenes identifica como conductas que definen a un buen ciudadano: trabajar duro, asegurar el bienestar económico de la familia, apoyar a personas que están peor que uno, involucrarse para ayudar a otros países de menor desarrollo.
  • Un porcentaje mayor que la media internacional no considera la obediencia a la ley en la definición de buen ciudadano.
  • 38% de los jóvenes incluidos en el estudio considera malo que se permita criticar al gobierno.
  • 11% estima como malo que se permita protestar cuando una ley es injusta.
  • El 5% todavía considera negativo que todos los grupos étnicos tengan los mismos derechos.
  • La escuela es un sitio más hostil en México que en la media de países, pues respecto de prácticamente todos los indicadores (apodo ofensivo, burla, ataque físico, romper pertenencias, fotos ofensivas en internet), las frecuencias son significativamente superiores.

La formación ciudadana es multifactorial pues depende de la escuela, pero también refleja el entorno familiar cívico y político de la comunidad. Es necesario atender desde la escuela aquellos aspectos de la ciudadanía que no se están logrando. El propio estudio concluye que la escuela debe convertirse en una microsociedad que permita formar los valores propios de la ciudadanía y de la democracia, y que a la vez explícitamente construir condiciones de convivencia armónica y prevenga la violencia.

 De acuerdo con esto y para reflexionar acerca de la relación entre cohesión social y conocimiento escolar identificamos un elemento fundamental: la calidad educativa.

En términos de Valdelamar y Rodríguez (2010) la educación formal requiere una importante actuación profesional, para hacer competentes a los miembros más jóvenes para su posterior inserción social activa, cumpliendo así su función social y socializadora, simultánea a la formación individual. A lo largo de este proceso de enseñanza y aprendizaje de un currículo determinado, se va determinando el éxito o fracaso por los resultados obtenidos por los alumnos al superar o no las pruebas que enfrentan.

El tema adquiere relevancia ya que el análisis de resultados permite la intención de mejora de los mismos, por lo que un modelo que pretenda la calidad educativa sistemáticamente implica un análisis constante de las condiciones del sistema y de todos sus componentes que este comprende como los contenidos académicos, el aprendizaje de comportamientos y a la educación integral e integradora de ellos.

Discusión

 

            El presente trabajo presenta la necesidad de identificar, desde todas las aristas, la necesidad de construir cohesión social, como una parte de la respuesta necesaria para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. Por ello planteó un análisis de los elementos que inciden en la calidad educativa, colocando un especial énfasis en el currículo escolar, dado que es el documento que establece contenidos y directrices del Sistema educativo mexicano y determina las prácticas dentro del aula, tanto de educación básica como de educación normal. Esto considerando la Reforma educativa como una ventana de oportunidad, en términos de Kingdon (1984), para brindar, desde la formación inicial, a los profesores de los conocimientos y herramientas necesarias para desarrollar en los estudiantes las habilidades que, mediante una educación de calidad, les permita ejercer una ciudadanía responsable.

Es evidente la multicausalidad de la cohesión social, pero la posibilidad actual de diseñar un currículo que permita formar a docentes de educación básica con la capacidad de impartir educación de calidad y además con sentido crítico y social, debe ser aprovechada, pues dado el funcionalismo del sistema educativo un buen currículo puede significar un futuro promisorio de origen, aunque sin desatender el resto de los factores de influencia.

Referencias bibliográficas

Arancibia, Violeta. 1997. «Los sistemas de medición y evaluación de la calidad de la educación.» OREALC-UNESCO. Santiago de Chile.

Arnaut Salgado, Alberto. 1998. “La federalización educativa en México. Historia del debate sobre la federalización y descentralización educativa (1889-1994). Colmex – CIDE.

Arredondo López, María. 2007. «Formadores de formadores». Revista Mexicana de Investigación Educativa 12 (33): 473-486

Backhoff, Eduardo, et al. 2006. El aprendizaje del español y las matemáticas en la educación básica en México. Sexto de primaria y tercero de secundaria. Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. México.

Barber, Mona y Michael Mourshed. 2007. How the World’s Best-Performing School Systems Come Out On Top. USA: McKinsey & Company. http://www.mckinsey.com/clientservice/socialsector/resources/pdf/Worlds_School_Systems_Final.pdf

Beck, Clive, and Clare Kosnik. 2014. Growing as a teacher: Goals and pathways of ongoing teacher learning. Springer.

Carrillo Suárez, Agustín Eduardo. 2015. “Evolución histórica del artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la autonomía del Instituo Nacional para la Evaluación de la Educación”. En: Las transformaciones del sistema educativo en México, 2013-2018, en Gilberto Guevara Niebla y Eduardo Backhoff Escudero (coord.), FCE e INEE. 310-326

Gimeno, José. 1988. El currículum: una reflexión sobre la práctica. Madrid: Morata.

Goh, Chor Boon and Lee Sing Kong. 2008. “Making teacher education responsive and relevant”. In Education and Training for Economic Development in Singapore since 1965, edited by S.K. Lee, C.B. Goh, B. Fredriksen & J.P. Tan, 96-113. Washington, DC: The World Bank and the National Institute Education.

Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. 2006. Plan maestro de desarrollo 2007-2014. INEE

Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. 2017. Cívica 2016. INEE

Kingdon, Jhon. 1984. Agendas, Alternatives and Public Policies, Little, Brown, Boston.

Lacarriere Espinoza, José Luis. 2008. “La formación docente como factor de mejora escolar”. Tesis doctoral. Universidad Autónoma de Madrid.

Loya Chávez, Hermila. 2012. “El proceso de formación de formadores de formadores”. En: Primer Congreso Nacional de Educación

Sarukhán, José. 2005. “Cohesión social ante el dilema de la humanidad”. En: Fernando Solana y Roger Díaz de Cossío. Educación y desigualdad. Siglo XXI.

Stabback, Philip. 2016. Qué hace a un currículo de calidad. UNESCO.

TERCE. 2015. Informe de resultados. Tercer Estudio Regional Comparativo y Explicativo Factores Asociados. Latinoamericano de evaluación de la calidad de la educación. Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago).

Secretaria de Educación Pública. 2017. Ruta para la implementación del modelo educativo. SEP.

Valdelamar, Melissa y Mercedes Rodríguez López. 2010. Reconocimiento y promoción de las habilidades y aptitudes que desde la escuela se pueden incorporar a los proyectos de vida como herramientas ocupacionales y/o productivas en el reintegro al medio familiar y social de los jóvenes vinculados a Asomenores, año 2010. Diss. Universidad de Cartagena.

[1]De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2017 el 74.3% de la población mayor de 18 años y más percibe inseguridad en su entidad federativa y, durante el año 2016, 24.2 millones de habitantes fueron victimizados en el país.

[2] Calidad entendida en términos del INEE, como “la cualidad que resulta de la integración de las dimensiones de pertinencia y relevancia, eficacia interna, eficacia externa, impacto, suficiencia, eficiencia y equidad.” (p. 16)

[3] Nos referimos a Escuela Normal en el sentido de Joaquín Baranda, que indica que es la escuela que sirve de norma y da la regla a que debe ajustarse la enseñanza; es la escuela matriz o central de la que se derivan las demás escuelas. (Arnaut 1998).

[4] La Reforma educativa establece cinco ejes: 1. El planteamiento curricular; 2. La escuela al centro del Sistema Educativo; 3. Formación y desarrollo profesional docente; 4. Inclusión y equidad; y 5. La gobernanza del sistema educativo.

[5] Fragmento adicionado: “El Estado garantizará la calidad en la educación obligatoria de manera que los materiales y métodos educativos, la organización escolar, la infraestructura educativa y la idoneidad de los docentes y los directivos garanticen el máximo logro de aprendizaje de los educandos.” (CPEUM).

Foto de portada: Flickr.com/ Anti-Letrista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s