UN POEMA CORTO DE GREGORY CORSO

Por: José Pérez Márquez.

Gregory Corso, poeta beat,  nacido de madre italiana. Amigo de los poetas Estadounidenses Allen Ginsberg, Jack Kerouac y William Burroughs.  Parecía que había de nacer bajo una mala estrella; ya que su madre lo abandona siendo él muy pequeño que tuvo que vivir en orfanatos y casas de cuidados. Cuando fuera adulto proyecta el rencor guardado durante muchos años en su poema:  ayer en la noche maneje un auto principalmente en la línea del verso que dice:

Ayer en la noche manejé un auto,

Sin tener un auto,

Sin saber manejar.

Manejé y atropellé a personas que amaba…

 

Se puede decir que ésta línea es una metáfora. Decir que con un auto atropello  a personas que amo es un acto muy fuerte casi inconcebible. Es impactante pensar que uno puede matar con un auto a personas que uno quiere  son actos criminales y sádicos, pero así es el poeta Corso. En el fondo de su alma quiere ser sádico y asesino.

Las  primeras personas que amamos cuando somos niños son nuestros familiares, es la familia. Este poema puede resultar trágico. Hay un poema de Oscar Wilde donde dice : matamos lo que amamos/ el valiente con la espada/ el cobarde con un beso/ algunos con una mirada rencorosa.

También el maestro Silvio Rodriguez en una canción dice: que me perdonen los muertos de mi felicidad…

Gregory Corso probablemente en éste poema nos hace ver que aveces es inevitable hacer daño. Por la misma naturaleza del hombre.


Foto de portada: Flickr.com/ fontbullrich

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s