En sueños y El trabajo del poeta

Por: Radai Sasha Zeol

Ensueños

 

“Matamos lo que amamos. Lo demás

no ha estado vivo nunca.”

Rosario Castellanos.

 

I

Un fantasma te persigue

en sueños equivocados me inventas

mientras la luz se va

en una estrella que está muriendo

igual que tú—————————-fugaz

como cualquier cosa que nos rodea y

tarde o temprano toma otra forma

tus huesos se derriten por querer tocar el sol

y un mal siniestro nos hace nacer incautos.

 

II

En alguna otra parte alguien también te sueña

diferente

tan encantadoramente ingenuo

escribe en otoño sobre las hojas que caen

la historia de un amor frustrado igual que el nuestro

cuerpos enterrados detrás de atardeceres

lluvia con sol como cuando éramos niños

 

¿Llegaremos a diciembre amor mío?

 

solo la luna sabe

y sabe mal

porque cada vez más desierta la sangre.

 

 

 

III

 

Entre tú y yo

un paraíso habíamos creado

pero nos perdimos en otro infierno-laberinto

noches en las que el sexo salvaba el resto del día

ahora solo el frio de tus huesos

y ese fantasma que también te escribe

tan frágil como yo

no alcanza a sostenerte

y te vas transformando en lo infinito

como cualquier criatura que no escapa de la ley:

la de morir amor mío

o tener que despertar del sueño…

 


El trabajo del poeta

 

A la memoria de todos los SUICIDAS

(aquellos incomprendidos y burlados)

derrotados por la vida y su fatigado espíritu.

Ramón Ayala Martínez

 

Tantos “poetas” publicados

olvidados entre sus versos

para poder ser felices;

no creo en la “poesía pura”

ni en la pura poesía

porque no conozco lo perfecto,

como un poema que crece torcido

y jamás su metro endereza

ando chueco por el mundo

rompiendo algunas reglas,

porque creo que para ser libre

se necesita no sentir culpa,

por eso cuando escribo soy tan malo,

un tipo en el que pocos creen,

un hombre tan común y tan corriente,

pero no hace falta adornar con palabras

lo que ya de por si es bello,

como tú y yo ardiendo entre tu sexo,

me gusta recordar lo que otros olvidan:

no somos dueños de la sangre,

ni ésta ni cualquier otra vida nos pertenece;

y la moral es para gente con mucha importancia

pero yo no valgo nada,

otra vez nada me pertenece

ni conozco la verdad ni lo que es correcto

porque esas son cosas que inventaron los hombres;

¿si en el fondo somos  animales, por qué asustarnos de nuestra naturaleza?

si es normal que el lobo devoré a su presa

y que el más fuerte se coma a otros más débiles;

por eso cuando miro escurrir la sangre entre tus piernas

soy un animal sin dueño;

y tanta rabia me hace echar espuma por la boca

cuando te escucho llamarme con otro nombre,

soy una criatura

o una bestia

pero no “poeta”

porque pensaba yo que el trabajo del poeta era hacer poemas

como el mecánico arregla coches

o el pastelero cocina pasteles

pero en estos tiempos,

en donde hay abogados siendo taxistas,

psicólogos haciéndole al loco,

o pendejos siendo presidentes,

para ser poeta  hay que estar publicado

quizás por eso  quizá nuca seré un poeta

porque yo solo escribo como quien vomita enfermo

y luego siente alivio y puede continuar con su camino,

no conozco la moral ni lo que es correcto:

“el poeta es un pequeño dios”

pero yo soy un pequeño infierno

ardiendo todos los días para expiar mis penas,

yo no quiero ser humilde

me conformo con ser

¡libreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

y dejarles la humildad a los que de verdad hacen poemas

porque no soy un ser divino

solamente soy  un ser- vivo

y sobrevivo porque escribo:

y no escribo para que otros me lean,

escribo para escaparme de mi mismo,

soy como un lobo cantándole a la luna

un animal solamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s