Pensar nuevos horizontes teóricos

Por: Cristopher Mejia Rosas

En las últimas décadas se hizo hegemónico el marco ideológico neoliberal que impulsaba a romper fronteras para alcanzar el éxito. Sin embargo, hasta el día de hoy solo destaca la incertidumbre que ha dejado este funcionamiento social basado en la competencia desigual. Así mismo, se ha ignorado que esta falsedad ha provenido de la composición teórica del neoliberalismo que ha moldeado el funcionamiento actual de los mercados y ha ocasionado reajustes en las relaciones sociales de todo el tejido social.

Lo anterior ha ocasionado ajustes en la opinión pública en donde la indiferencia hacía los problemas sociales, la apatía política y el fetichismo político se ha hecho predominante. En tiempos de incertidumbre se ha instaurado en el pensamiento colectivo una forma de percibir la realidad sujeta al sentido común que limita la reflexión e individualiza cualquier acción social y tiene como consecuencia la imposibilidad de acciones comunitarias encaminadas a la resolución de problemas en común. De tal modo, se ha despojado a la sociedad de su capacidad de hacer política y se ha forjado un pensamiento colectivo vació  causado por la dominación ideológica que realza cualquier respuesta lógica para descifrar la compleja realidad social y política.

De tal manera, esta ideología dominante se inyectó a través de la cultura emprendedora que sutilmente enamora a todos aquellos ingenuos creyentes en una competencia igualitaria que los llevara a la cima del horizonte. De este modo han optado por creerse poseedores de una verdad en donde todas las respuestas ya están dadas. Así mismo, se ignora que cualquier opinión proviene de una forma de percibir la realidad y esto se origina por las condiciones sociales de existencia, es decir, por la clase social a la que se pertenece.

Con lo anterior, se pretende cuestionar la utilidad del sentido común en diversos aspectos de la vida cotidiana y sus grandes limitantes para explicar la compleja realidad social. De otra parte, se propone un contribuir al análisis de la vida política que nos rodea alejada de simples respuestas deterministas para alcanzar la emancipación mental. Así mismo, se advierte sobre la revisión necesaria de bibliografía filosófica que ha marcado rupturas con el pensamiento tradicional, tal como es el marco teórico de la Escuela de Frankfurt o aquellas corrientes filosóficas contemporáneas que cuestionan los saberes impuestos por la ciencia tal como ha sido el modelo Foucaultiano.

Esto podría encaminarnos a la búsqueda de nuevos horizontes teóricos que contribuyan a la creación de teorías que expliquen los hechos sociales y prevengan cualquier escenario socio-político del porvenir.

Foto: Revista Ahora

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s