Manejo de las lenguas extranjeras en el ámbito educativo de México

Por: Jesús Antonio Del Ángel

Actualmente el tema del uso de lenguas extranjeras es un tema que ha generado varios puntos de vista en lo que es la parte educativa del país, la cual actualmente está en un momento crucial para su desarrollo. Mientras que el uso de lenguas extranjeras es un factor importante en el campo laboral mundial del día de hoy.

En nuestro país actualmente existen dos ideologías de los estudiantes actuales sobre las lenguas extranjeras: una parte tiene cierto interés por aprender una, y la otra parte se muestra apática o no le interesa tener una segunda lengua.

Los primeros que tienen interés por aprender una lengua extranjera muestran deseos de viajar al extranjero, por lo que están estudiando la lengua de interés, otros tienen de objetivo trabajar en el extranjero, por ello se preparan arduamente, y otros solo la aprenden porque les gustan los idiomas y lo consideran una experiencia enriquecedora de una manera persona.

En cambio, las personas que se muestran apáticas hacia un idioma se muestran a si debido a una mala experiencia previa al aprender una lengua extranjera (usualmente el inglés), por lo que cierran su mentalidad a la hora de las clases de idiomas, y otros porque simplemente no lo quieren aprender, ya sea que piensen que no les va a servir y se empiezan a cerrar por eso.

Dadas las condiciones del mercado laboral, y la expansión de varias compañías extranjeras, las lenguas que más prioridad tienen en México son el inglés, alemán, y francés.

Para que la enseñanza y aprendizaje de lenguas extranjeras sea eficaz, y los estudiantes puedan mostrar un interés por la lengua es que los maestros de esas lenguas sean en verdad maestros, no es efectivo que quien imparta la clase solo hable el idioma, sino que también sepa como transmitir esos conocimientos a los alumnos

Otro aspecto a considerar es el método de aprendizaje de los alumnos, ya que eso permitirá que puedan adquirir el idioma meta. Esos aspectos son si aprende de manera visual, auditiva o quinestésica.

En el caso de los alumnos que tuvieron una mala experiencia previa, es ideal iniciar con algo sencillo, con el fin de que no se sientan agobiados o con una carga más al estudiar el idioma. Lo más idóneo es que los compañeros que tienen un mayor conocimiento en la lengua los apoyen para que puedan tener un mejor avance en su desarrollo.

Finalmente, se debe considerar la rapidez en que cada alumno aprende, ya que, si se da un avance un tanto rápido, hay algunos alumnos que no podrán seguir el ritmo, por lo que se sentirán agobiados.

En conclusión, para que los alumnos que no tengan un interés por la lengua meta sean capaces de aprenderla, es necesario que se tome en cuenta sus preferencias del modo en que aprenden, que quien imparta la clase sepa lo que hace, que los alumnos se apoyen entre ellos, y no dar una gran carga de trabajo a los alumnos. Si se siguen estos puntos, es posible que al final esa apatía se vuelva en un amor por la lengua.

Foto de portada: Flickr.com/laura casielles

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s