Cuando crezcas, entenderás

Por: Diana Guadalupe Reséndiz

Todos somos, serán o han sido jóvenes, cada quien lo es su manera,  hay que vivir ésta etapa como queramos sin ser obligados a nada…. Bueno, eso es lo que muchos quisiéramos.

No puedo dejar de pensar en todas esas cosas que muchas veces recurrimos a limitarnos gracias a los estereotipos y las ideas tan cerradas que alguna vez nos hicieron creer, hasta parece que a la mayoría de los adultos se les ha olvidado el sentimiento tan incomparable y único que te provoca el ser adolescente. Escribir todos esos falsos conceptos que tiene la sociedad acerca de la adolescencia puede tomar horas intontables.

¿Podemos imaginar la cantidad de objetivos y presentes que tiene alguien de entre los  catorce y diecisiete años? ¿Alguna vez le preguntaste a tu hijo, hermano, sobrino, etc. lo que él quisiera lograr en ese momento? Si lo has hecho te mereces una felicitación, le tomaste importancia a algo que la mayoría de la gente suele ignorar, a su presente y no a un futuro del cual no podemos asegurar absolutamente nada. No está mal preocuparse por el “Que pasará” de nosotros o de alguien más, pero es que a veces llega a invadirnos tanto esa preocupación que nos olvidamos de este momento, lo que realmente importa, el solo crear metas a largo plazo puede ser un error, todos debemos tener algún objetivo reciente y otro próximo a corto plazo, tener la idea errónea de como un adolecente solo puede aspirar a un futuro porque ahora simplemente está preparándose, no llega a ser muy útil a veces. Todos escuchamos la famosa frase “Trabaja duro ahora, para ser alguien en la vida” ¿Entonces qué se supone que eres en ese momento? No trabajes para “Ser alguien más adelante” trabaja para ser mejor de lo que ya eres o puedes ser en estos momentos.

El “Cuando crezcas entenderás” podríamos dejarlo atrás, podríamos dejar que todos y todas tomen sus propios criterios y experiencias, no me refiero a llevar una vida sin normas, bien podríamos tener una buena educación, pero sin la obligación de tener el conjunto de ideologías exactamente igual al de tus padres o quienes te rodean. El poder decidir, experimentar, realizar, creer y opinar es algo hace falta para muchos de nosotros, cosas tan mínimas a las cuales no tenemos acceso por el simple hecho de ser “Muy jóvenes”.

Un comentario

  1. Muy bello lo que acabo de leer, ahora que lo pienso bien, creo que la gente adulta qué se siente deprimida es por que nunca han perseguido sus sueños, ho nunca han aprendido lo que alguna vez quisieron.

    Esto me hizo no se, expandió pues mi forma de ver el mundo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s