El gran día

Por: Neftalí

Ayer por la tarde mi mejor amigo Cristian me llamó por teléfono, me dijo que necesitaba que lo ayudara a planear algo muy especial para pedirle a su novia que se casara con él; me puse a pensar en algunas ideas y la que más me gustó fue la siguiente: Mañana cuando acabara nuestro partido contra Los Asiáticos,  alguien entraría  a la cancha y  se pondría a repartir rosas, todos nos formaríamos de tal manera que ella pudiera recoger todas las rosas hasta llegar a Cristian y el estaría al final con unos chocolates. Tavo y Javier sostendrían el cartel con la frase ¿Te quieres casar conmigo?

En cuanto le conté mi idea a Cristian le encantó, así que con mayor razón tenemos que ganar éste partido, Los Tochitos somos los mejores.

>>>> Llegó el día después de dos meses de espera y entrenamiento hoy por fin les vamos a demostrar quien manda en la cancha a esos Asiáticos. El partido ha comenzado, lleva la delantera Tavo con el número 07 y llega el niño maravilla y le quita el balón, pero Cristian no perdona, parece un rayo, toma la delantera, esquiva a todos los contrincantes, está a nada de tirar y ¡Goooooooool! De Los Tochitos es algo inesperado que Los Asiáticos se dejaran anotar tan rápido. Al fin ha llegado el medio tiempo y Los Tochitos van ganando, esperemos que Los Asiáticos se puedan defender al regresar comienza el segundo tiempo, Tavo toma el balón y esquiva a todos pero llega el niño maravilla y Lanza el balón hasta el otro lado de la cancha donde el Capitán de Los Asiáticos, con el número 21 recibe el balón y dispara: ¡Gooooool! No puede ser, el marcador va 1-1 y estamos a veinte minutos de finalizar, Los Tochitos se aceleran, Villalva con el número 08 toma el balón, esquiva a todos, resbala pero el balón lo toma Tavo y ¡Goooooool! De Los Tochitos el partido acaba de finalizar 2-1 a favor de Los Tochitos, ¿Pero qué veo?  Todos se están formando y traen una rosa en la mano, esa chica es Elena la novia de Cristian ¡No puede ser le van a pedir matrimonio! Hasta aquí terminamos la narración >>>>

Elena toma cada una de las rosas y justo faltando se detiene y mira al fondo el cartel llamativo con la frase ¿Te quieres casar conmigo? Y Cristian de rodillas con una ramo de rosas unos chocolates y el anillo Elena brinca de emoción se arrodilla frente a Cristian y le dice si me quiero casar contigo el toma su mano y coloca el anillo en su dedo.

Esa tarde se fueron todos a celebrar con unos buenos tacos al pastor y unas cervezas bien frías. Jonathan que es el mejor amigo de Cristian estaba feliz porque por fin su gran amigo de la infancia se casaría con la mujer que amaba, pero por otro lado estaba triste al saber que se quedaría solo en aquellas borracheras en las cuales solo Cristian, ese macho Alfa pelo, en pecho, lomo plateado, espalda de gladiador, barba de leñador, voz de espartano, semental italiano, podía aguantar tomando hasta el siguiente día, ahora quién lo acompañaría a los conciertos de Rock y las charreadas en el rancho de sus papás, ahora todo cambiaría, aquel hombre que no le importaba en donde pasaría la noche, si en el sillón de una casa extraña, debajo de un puente o simplemente tirado a fuera de su casa porque nadie sabía como podía llegar a ella después de haber tomado tanto en varias ocasiones le pasó que pedía un taxi para ir a su casa pero lo que él no recordaba es que la fiesta había sido en su casa, ahora Cristian estaría 24/7 dedicado a su esposa a su trabajo y conociéndolo como es de canijo muy pronto habrá unos cristiansitos corriendo por la casa pero con tal de que su amigo fuera feliz estaría dispuesto a sacrificar muchas cosas.

Pasaron algunos días y Cristian y Elena empezaron a buscar padrinos de anillos, lazo, salón, pastel, refrescos, etc. Lo único que les faltaba eran los anillos, la iglesia y el vestido los pondrán los padres de Cristian y la comida los padres de Elena y lo demás los ayudarían amigos de ambos, pero los anillos se los quiere dejar a la persona más importante para el que es su mejor amigo Jonathan. -Elena quiero que vallamos a ver a Jonathan quiero hablar con el vas conmigo o te paso a dejar a tu casa y voy solo. –Mejor llévame a mi casa para que hablen entre amigos. -Esta bien amor (Cristian dejo a Elena en su casa y se dirigió  casa de Jonathan) -Hola Jona como estas -Muy bien y tu, ese milagro que me vienes a ver -perdón amigo es que e andado con las cosas de la boda pero vine a hablar contigo. Sabes lo especial que eres para mi nos conocemos desde que estamos en pañales, siempre nos apoyamos en todo y me ayudaste cuando más te necesite, y ahora te necesito para que seas el padrino de anillos, creo que para eso eres el indicado. -Cristian estoy tan feliz de ser el padrino de anillos no te defraudare. -Ya estás hermano, bueno te dejo, en dos días paso por ti para que vallamos a comprar los anillos.

Hoy es el día más importante para mi mejor amigo, aún recuerdo cuando me pidió que fuera el padrino de anillos yo estaba súper emocionado, sé que no le podía fallar, la misa es a la 1:00pm así que me da tiempo para arreglarme, listo ya estoy súper guapo y tengo una hora para llegar solo falta buscar los anillos que dej en la bolsa del traje donde ayer eche la basura y el camión paso en la mañana ¡Hay no esto no me puede estar pasando! Deben estar por aquí en alguna parte, mi mejor amigo me va a matar le tengo que avisar. -Bueno Cristian no te vallas a enojar pero se me perdieron los anillos – Quee como pudiste ser tan descuidado. -Tranquilo mira ya se como solucionarlo tu tranquilo y vuelve a confiar en mi. Lo bueno que aun tenia los que me regalo mi abuelita, ahora si vamos a la iglesia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s