El jugador de Fiodor Dostoyevski

Por: Karen Andrea Fuentevilla Aburto

El libro “La ley de la atracción” escrito por William Walker Atkinson narra sobre cómo esta ley (La ley de atracción) influye en nuestro día a día mediante nuestros pensamientos, acciones, ambiciones y deseos, él compara a los pensamientos como la fuerza que es capaz de atraer todo aquello que lo rodea, como sí de un imán se tratará. El escritor ve a la ley de la atracción como la ley más poderosa de los pensamientos ya que es capaz de influir en todo aquello que realicemos, declarando que el deseo debe hacerse notar para que este sea capaz de atraerlo.

William relata que los pensamientos son vibraciones que no somos capaces de percibir, ni siquiera por olor, visión o tocar, sino que estas se detectan por medio de lo que somos capaces de hacer.

Walker explica mediante los distintos capítulos como nuestros pensamientos son capaces de materializar aquello que soñamos; de la misma manera en la manera en la que actúes será lo que atraerás a tu vida.

En el libro nos dan a entender que nosotros mismos somos los causantes de todo aquello que nos pasa, es decir, si nosotros pensamos de manera positiva, sucesos positivos nos ocurrirán, pero si por el contrario nuestra manera de pensar es negativa así será como ocurran los sucesos, no importa el contexto que la usemos; ya sea en el trabajo, vida diaria o cualquier otro momento, esta ley trabajará siempre de esta manera. Él nos da a entender que antes de obtener algo debemos de soñarlo con intensidad suficiente antes de que esto se materialice.

En el libro se interpreta a la ley como si esta fuera como la telepatía ya que atraes todo aquello que te rodea; esto no solo nos afecta a nosotros, sino que también a las personas que se encuentran entorno a nuestras vidas.

Esta ley es capaz de ayudarnos ya afectarnos de la misma manera, ya que nuestra manera en la que vemos las situaciones (también nuestras emociones tienen mucho que ver en esto) será la manera en la que resulten cada una de las cosas. Walker declara que el universo es nuestro único enemigo, ya que este percibe nuestros pensamientos y sentimientos como si estos fueran ordenes, haciendo que todo esto sea posible de alcanzar sin importar si estos son pensamientos negativos o positivos.

Este libro desde mi punto de vista es bastante interesante ya que no solo te narra la manera en la que nuestros pensamientos influyen en nosotros, sino que también la manera en la que percibimos nuestro entorno viéndolo a nuestro favor o en nuestra contra, cada quien recibe las vibraciones de acuerdo a como somos capaces de actuar en cada una de las situaciones. Dándonos la oportunidad de entender el porqué de cada uno de nuestros sucesos y acontecimientos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s