La literatura filosófica y su relación con la creación de nuevos conceptos

Por: Melchisedech Daniel Angulo Torres

Santo Tomás, Hobbes y Aristóteles pertenecen a la Filosofía; hoy forman parte de los autores clásicos. Forman parte de nuestra Filosofía en tanto que implicamos una relación entre ellos y nuestros acontecimientos. Después del acontecimiento nace la pregunta ¿Qué es la Filosofía? La Filosofía es a la vez Filosofía y sobre todo creación. La obra de Kant, sin duda alguna, es la brecha histórica de la Filosofía. Puede ser que él mismo sea la paradoja de la Filosofía.

Con la desaparición de la retórica emerge el análisis del discurso a finales del siglo XVIII. No se puede recuperar el tiempo, sólo es un medio por el cual no dejamos de aprender. La Filosofía es el simulacro de una Filosofía. Este pliegue que nos trae de recuerdo al presente es nuestra creación cotidiana como el nacimiento mismo de la Filosofía. La ausencia de ella es profundizar en una literatura mayor y ver lo infinito dentro de lo finito es volver a vivir.

Toda obra filosófica existía en función de cierta Filosofía misteriosa y salvaje, que la literatura estaba encargada de sustituir. La literatura ya no tiene más que hablar como una Filosofía que dice lo que se ha repetido y que por la fuerza de su diferencia, sustrae todo lo dicho a la vez que lo trae más acá de sí, para volver a captar la esencia de la Filosofía. La Filosofía comenzó el momento en que el tiempo de la aspiración a la sabiduría fue sustituido por algo que podríamos concebir como la creación del concepto.

La Filosofía siempre será el simulacro de la creación del nuevo concepto, finge ser una serie, hace como si fuese literatura y a la inversa. Sólo se consuma a través de la fuerza y la energía contra la esencia efímera, irregular, femenina del concepto. La Filosofía es la creación, la Filosofía es la estructura de lo nuevo contra la feminidad del concepto; el concepto no puede ser otra cosa entre todas las demás categorías, una categoría con todas las demás en el momento discontinuo de la literatura. El concepto como existencia a posteriori de la Filosofía, ya que está en el concepto no le queda más que ser fantasmagórica, llena de misterio.

Pues cada concepto es único y semejante a los otros ya que todos los conceptos se parecen, lo que se re- plantea es algo así como el ser mismo de la Filosofía. La Filosofía que no hay que entender ni como teoría del lenguaje, ni como teología política, ni como comunicación de la naturaleza, ni mucho menos como expresión de la intuición o sonido; la Filosofía es un idioma combativo, es una lengua peligrosa, diferencial, repetido, la lengua del concepto mismo. En ella no hay más que un individuo que crea; sólo crea lo nuevo el concepto, ello a lo que Hobbes tanto temió hasta su muerte, el concepto, ello a lo que Kant, en Paz perpetua había querido fundar, el concepto, esa cosa en la que, como bien se sabe Nietzsche estuvo encerrado (y también nosotros).

Referencias bibliográficas

Aristóteles, Retórica, Alianza- Madrid, 2016, pp. 53- 72.

Bergson, H., Historia de la idea del tiempo, PAIDÓS- México, 2017, pp. 23- 84.

Deleuze, G., Guattari, F., ¿Qué es la Filosofía?, ANAGRAMA- Barcelona, 2017, pp. 21- 38.

—– Kafka. Por una literatura menor, ERA- México, 2008, 28- 44.

Deleuze, G., Diferencia y repetición, Amorrortu- Buenos Aires, 2012, pp. 201- 255.

—– Lógica del sentido, PAIDÓS- Barcelona, 2016, pp. 66- 72.

Descartes, R., Discurso del método, Alanza- Madrid, 2012, pp. 89- 97.

Foucault, M., La gran extranjera. Para pensar la literatura, Siglo Veintiuno- Buenos Aires, pp. 33- 94.

Habermas, J., Fragmentos filosófico- teológicos. De la impresión sensible a la expresión simbólica, TROTTA- Madrid, 1999, pp. 101- 121.

Kant, I., La paz perpetua, TECNOS- Madrid, 2016, pp. 25- 31.

Nietzsche, F., La voluntad de poder, EDAF- Madrid, 2011, pp. 329- 568.

Schmitt, C., Teología política. Cuatro capítulos sobre la doctrina de la soberanía, TROTTA- Madrid, 2009, pp. 37- 48.

Spinoza, B., Ética demostrada según el orden geométrico, TECNOS- Madrid, 2014, pp. 197- 275.

—– Tratado teológico- político. Tratado político, TECNOS- Madrid, 2010, pp. 54- 174.

Wittgenstein, L., Tractatus lógico- philosophicus, TECNOS- Madrid, 2013, pp. 145- 146.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s