Perspectiva de impacto económico como efecto de la pandemia de covid-19 en México

Por: Montserrat Alejandra Barbosa Valdez

Actualmente vivimos una de las problemáticas más grandes que se ha podido ver en los últimos cien años, no solo por lo que implica el nuevo virus denominado COVID-19 sino por los efectos que ha traigo consigo.

Las diferentes consecuencias del virus han sido en múltiples ámbitos como la salud en primer lugar, la economía, la seguridad jurídica, el tema petrolero, así como la inversión nacional y extranjera. Se han tomado medidas que no habían sido contempladas en el pasado, pero eso nos ha ido dando una nueva forma de pensar y actuar no solo como ciudadanos afectados a nivel mundial sino también las autoridades al tener que tomar medidas rápidas, pues si bien es cierto todos debemos poner de nuestra parte corresponde a los funcionarios hacer el albor más grande al tener que crear una organización y estrategias que ayuden a la correcta evolución de la nación.

Las medidas que se han tomado en diferentes partes del mundo han sido las adecuadas para evitar la propagación del virus y la mala distribución de los recursos, sin embargo, en México no se ha actuado de la mejor forma o en los tiempos correctos pues si bien es cierto aun nos encontramos son una posición no tan grave como el resto del mundo no estamos actuando como sociedad de la forma adecuada pues se han presentado grupos de personas que no están bien informadas y caen en la idea de creer que esto no ha sido cierto en su totalidad o que son actuaciones del gobierno.

Los coronavirus son importantes patógenos humanos y animales. A finales de 2019, se identificó un nuevo coronavirus como la causa de un grupo de casos de neumonía en Wuhan, una ciudad en la provincia china de Hubei. Se extendió rápidamente, dando como resultado una epidemia en toda China, seguida de un número creciente de casos en otros países del mundo. En febrero de 2020, la Organización Mundial de la Salud designó la enfermedad COVID-19, que significa enfermedad por coronavirus 2019. El virus que causa COVID-19 se denomina coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2); anteriormente, se denominaba 2019-nCoV.[1]

Debido a la Pandemia de covid-19 se ha visto afectada la economía en un nivel global en forma negativa; ha golpeado duramente tanto a la oferta de bienes y servicios como a la demanda en otras palabras se ha visto con grandes afectaciones a todos aquellos productores y consumidores y se estima que estos efectos tendrán una duración de tres bimestres de este 2020 pues el nuevo virus se ve representada en una emergencia para la salud publica dando como consecuencias cuarentenas y cierres temporales necesarios de múltiples empresas por lo que se ocasiona una reducción del comercio internacional, interrupciones en las cadenas de suministro, se observa una disminución considerables de la productividad, así mismo una contracción de la actividad económica, menor inversión y de todo ello una consecuencia obvia que será el cierre de negocios y pérdida de empleos.

Todos los gobiernos de aquellos países que han sufrido el impacto de la actual pandemia se han preocupado por poner en marcha acciones tanto para mitigar el efecto del virus en la salud, como en las actividades productivas, el empleo y los estándares de vida de la población con el objetivo de disminuir un poco aquel impacto económico que se observa y se vive.

Por lo que actualmente se está presentando; la materia de Política Monetaria ha orillado a los Países afectados que múltiples Bancos Centrales se den a la tarea de reducir sus tasas de interés de referencia, esto con el único objetivo de tener una mejora en todas aquellas condiciones de liquidez y los financiamientos que existen.

En una materia distinta la Política Fiscal en varios países ha comunicado una alternativa en apoyo a todos sus ciudadanos siendo esta la reducción, condonación o prorrogas al pago de impuestos, así mismo se ha buscado la protección a todos los empleados o trabajadores de la industria, el incremento en el gasto público; todo lo anterior con el fin de fortalecer sus sistemas de salud; otra propuesta que se ha dado a conocer en la transferencia de un pago cierto de dinero con el objetivo de apoyar a las familias que viven al día o que no gozan de un sueldo fijo, al otro lado de la moneda se ha apoyado a los asalariados con el adelanto de cierta cantidad.

En una materia distinta la Política Fiscal en varios países ha comunicado una alternativa en apoyo a todos sus ciudadanos siendo esta la reducción, condonación o prorrogas al pago de impuestos, así mismo se ha buscado la protección a todos los empleados o trabajadores de la industria, el incremento en el gasto público; todo lo anterior con el fin de fortalecer sus sistemas de salud; otra propuesta que se ha dado a conocer en la transferencia de un pago cierto de dinero con el objetivo de apoyar a las familias que viven al día o que no gozan de un sueldo fijo, al otro lado de la moneda se ha apoyado a los asalariados con el adelanto de cierta cantidad.

El Banco Mundial (BM) junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) han expresado que están totalmente comprometidos a brindar apoyo a sus países miembros para hacer frente al impacto sanitario y económico del COVID-19. El BM cuenta con mecanismos para ayudar a los países que enfrentan problemas de salud pública con hasta 12 mil millones de dólares. Por su parte, el FMI ha asegurado que cuenta con mecanismos de financiamiento de emergencia de rápido desembolso; donde los países de bajos ingresos podrían acceder hasta 10 mil millones y los países emergentes hasta por 40 mil millones de dólares (World Bank, 2020[2] y FMI, 2020[3]).

Gracias a esta emergencia por el Covid-19 ha dado un gran recordatorio a todo el mundo; el tener recursos de reserva es decir estar preparados para crisis, riesgos o situaciones de salud y ambientales. Se ha presentado una necesidad nueva en todos los gobiernos y que el gasto público en Investigación y Desarrollo y en el fortalecimiento de los sistemas de salud juega un papel de suma importancia en la atención de estos problemas. Otra medida es la que está tomando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los productores aliados al cártel, un grupo conocido como OPEP+, en la que acordaron recortar la Producción de petróleo en 10 millones de barriles por día (bpd) en mayo y junio para impulsar los precios, que se han hundido debido a la destrucción de la demanda por la pandemia de coronavirus que se presentó.

La organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) e independientes finalmente acordaron reducir en 9.7 millones barriles diarios la producción mundial para estabilizar el mercado, de los cuales México aportara 100 mil barriles por día y estados unidos aporta 300 mil barriles más a nombre de nuestro país. La aportación del G20[4] será de 3.7 millones de barriles a la baja, en donde se concluyen los 300 mil barriles que ofreció Estados Unidos a México.

América Latina enfrenta la pandemia desde un punto más débil al resto de los países afectados, si bien es cierto que se buscaba un aumento en este 2020 para productores, exportadores y ciudadanos la actual crisis ha posicionado a toda América Latina y el caribe en una recesión o estancamiento.

Sin embargo, los efectos de la crisis han llevado a cambiar esa previsión y pronosticar una caída del PIB de al menos 1,8%. El impacto económico final dependerá de las medidas que se tomen a nivel nacional, regional y mundial.

Esta crisis de COVID-19 afecta la región de múltiples puntos como son la disminución de la actividad económica de sus principales socios comerciales, la caída de los precios de los productos primarios, la interrupción de las cadenas globales de valor y la disminución en la demanda de servicios de turismo.

En el caso de México, el Banco de México (Banxico, 2020) ha reducido también su tasa de interés, ha implementado subastas de dólares para brindar liquidez al mercado y se ha anunciado que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) está diseñando un plan de apoyo fiscal. Asimismo, como se verá más adelante, la Cámara de Diputados aprobó una reforma que posibilitaría la emisión de deuda en caso de contingencias como la actual hasta por 1% del PIB.[5]

La respuesta del gobierno federal ante la pandemia ha sido tardía y limitada en términos de política de salud pública y que el país podría experimentar una disrupción económica prolongada y profunda.

Otras medidas financieras se han presentado como: la reducción del depósito de regulación monetaria para liberar a la banca comercial y de desarrollo 50 mil millones de pesos; la CNBV emitió criterios contables para que las instituciones de crédito otorguen un diferimiento parcial o total de pagos de capital y/o intereses hasta por 6 meses para clientes afectados por esta contingencia, asimismo les recomendó abstenerse de pagar dividendos y recomprar acciones con el objetivo de encauzar recursos para apoyar a la economía. La Comisión de Cambios anunció la subasta de crédito por 5 mil millones de dólares (mmd) a las instituciones de crédito haciendo uso de la línea swap entre la FED y Banxico, incrementó el programa de coberturas cambiarias de 20 a 30 mmd y ha realizado dos subastas por 2 mmd. La SHCP ha realizado tres operaciones de manejo de pasivos y la CNSF autorizó que las Instituciones de Seguros puedan ampliar los plazos para el pago de primas por parte de los asegurados afectados por la contingencia, sin penalización o cancelación de pólizas.

La bolsa de valores en México había caído 22.4% en lo que va del año, la de Brasil 36.7%, la de Japón 18.0% y la de Estados Unidos 24.2% dando una gran posibilidad de que los efectos de las caídas bursátiles se trasladen a la economía real a través de un menor consumo e inversión.

Se estima que, en el ámbito Nacional, el peso se ha depreciado 24.6% en el año frente al dólar y el precio de la mezcla mexicana de petróleo ha caído 76.8%. Lo anterior implica un reto importante tanto para la economía como para las finanzas públicas del país.

De acuerdo con Ramelli y Wagner (2020), el mercado respondió con bastante rapidez a las preocupaciones sobre las posibles consecuencias económicas del coronavirus. La reacción ocurrió inicialmente de manera ordenada, centrándose en el comercio internacional. Sin embargo, desde finales de febrero y principios de marzo, se produjeron grandes movimientos de precios del mercado agregado y los inversores comenzaron a preocuparse por las posibles amplificaciones del choque COVID-19 a través de los canales financieros (Ramelli y Wagner, 2020).[6]

La pandemia por COVID-19 ha creado todo tipo de choques económicos; primero, choques puramente médicos; segundo, impactos económicos resultado de las medidas de contención y en tercer lugar, choques de expectativas. El choque médico será transitorio pues se desarrollará una vacuna y tratamientos curativos, sin embargo, el daño económico podría ser persistente. Sin medidas preventivas muchos trabajadores perderán sus empleos, muchas empresas podrían quebrar y los balances de los bancos y gobiernos podrían deteriorarse.

Al tener una perspectiva más clara de hasta qué punto la pandemia de Coronavirus COVID-19[7] tendrá afectaciones alrededor del mundo y en qué sectores existirá una crisis aun mayor pues si bien es cierto se observan afectaciones directamente a la producción, creando trastornos en la cadena de suministro y en el mercado, y por su impacto financiero en las empresas y los mercados financieros. Pero si bien es cierto las industrias y todas las organizaciones gubernamentales a nivel nacional e internacional tienen el peso, un punto clave es la reacción de toda la población ante este suceso trascendental del 2020.

México se ha delimitado a buscar la forma correcta de actuar ante esta situación tan trágica en diferentes perspectivas no solo económicamente sino de manera humana ya que, por el mismo desconocimiento del virus, al no tener a ciencia cierta un periodo de incubación no se puede actuar como debería ser adecuadamente.

Sin embargo México ha buscado alternativas, para poder sobrellevar crisis sanitaria, humana y económica sin precedentes en el último siglo y que evoluciona continuamente pues las economías se cierran y paralizan, y las sociedades entran en cuarentenas más o menos severas, medidas solo comparables a las de situaciones de guerra, el mundo entero desconoce cuánto durara esta crisis ni la forma que podría tener la recuperación, cuanto más rápida y contundente sea la respuesta, menores serán los efectos negativos. Algunos de los mecanismos tradicionales de mercado podrían no ser suficientes para enfrentarla debido a la interrupción de las actividades productivas y la consiguiente contracción de demanda.

Lo más importante actualmente ha sido ir actualizándose y tener cifras reales que ayuden a la creación de nuevos planes de desarrollo económico y elevar los mercados de la nación para no tener repercusiones que fatales a un largo plazo, pues esto ha acarreado escases en diferentes sectores, debido a esta actual crisis que si bien es cierto afecta a México ha tenido un golpe a nivel internacional teniendo como efectos la baje en distribución, consumo y producción; un ejemplo de lo anteriormente mencionado es el Petróleo como las nuevas medidas implementadas por la OPEP y OPEP+.[8]

De acuerdo a la hipótesis del paralelismo dentro de este tema por desarrollar se establece que si México maneja de una forma estratégica los hilos de la industria, como lo es el petróleo y los acuerdos internacionales podrá elevar el precio del petróleo bajando la producción dando como resultado una crisis no tan fuerte como está contemplada en muchos de los países afectados por la pandemia del coronavirus COVID19.

Planteado lo anterior se busca con esta hipótesis dejar en claro que la posición del Gobierno Mexicano si bien no se ha manejado en el tiempo correcto las estrategias no están erróneas, sin embargo el no actuar de forma precisa podría provocar la recesión que se busca evitar, por ello este trabajo busca la manera de tener un impacto a la sociedad para que se tome con seriedad y de la mejor forma todo esto, pues como ya se ha mencionado anteriormente; el gobierno y las Organizaciones son fundamentales para evitar un caos mundial, uno de los principales pilares y piezas clave son los ciudadanos de cada país y en este caso los Mexicanos, pues si bien es cierto hay deficiencias y lentitud, las personas no ha dimensionado la situación en la que nos encontramos actualmente por ello es necesario crear consciencia a través de la información fidedigna, correcta y bien planteada.

Dentro de todas las consecuencias de la pandemia hay variables que no están contempladas o no se conocen aun, por el mismo dominio de la enfermedad sus causas, tiempos, medios o cura por eso mismo es importante mantener una mente abierta y la disposición por tener actualizaciones de información y poder dar un granito de arena para salir adelante.

En México, la capacidad para hacer frente a la crisis por COVID-19 podría verse deteriorada por el reducido espacio fiscal con el que cuenta actualmente, así como por la menor actividad económica, la caída en los precios del petróleo y la depreciación del tipo de cambio.

Las medidas de contención, necesarias para limitar los contagios ante la pandemia por COVID-19, han ocasionado una menor actividad económica a nivel mundial. Si bien se espera que sus efectos sean temporales, el panorama económico tanto para economías avanzadas como emergentes se ha deteriorado.

Se trata de una crisis que representa un escenario nuevo, ante el cual es posible que las herramientas tradicionales de política fiscal y monetaria no tengan el mismo efecto que en ocasiones anteriores. Ante ello, los países miembros del G-20, así como la ONU, el BM y el FMI se han comprometido a emprender acciones para proteger a la población, salvaguardar el empleo, restaurar la confianza, promover la estabilidad financiera y el crecimiento económico con recursos que alcanzarían los 5 billones de dólares.

Para América Latina se anticipa un incremento en el desempleo y la pobreza como efecto de la desaceleración económica mundial, de la caída en el turismo y las remesas, de la interrupción de las cadenas de valor y suministro y de la mayor aversión al riesgo por parte de los inversionistas internacionales.

En el caso de México, el menor crecimiento económico, la caída en el precio del petróleo y la reducción en la nota soberana del país ejercen presión sobre las finanzas públicas.

El impacto económico que ha sufrido México por la actual pandemia da un salto enorme, pues en un inicio analizas este fenómeno como una consecuencia de la mala organización sin embargo, esto va más allá, es una consecuencia pero de decisiones tomadas a destiempo o sin un fundamento conciso ya que México actualmente se encuentra en la evolución de un desarrollo económico que busca satisfacer todas las necesidades que se están presentando por múltiples factores tanto internos como externos en relación al territorio, un ejemplo de ello es la presencia de un virus del cual no se tiene conocimiento ni dominio del mismo por ello México y el mundo ha tenido que optar por estrategias completamente nuevas con el fin de tener una estabilidad económica, sin embargo, todo esto debe llevarse de forma pacífica, veraz y ágil por ende surgen sesiones de mediación; un mecanismo alternativo de solución de conflictos, por lo que, es de importancia tener que involucrar estas alternativas en la aplicación de justicia, al mismo tiempo se dará una seguridad jurídica a todos los ciudadanos y el mismo Gobierno tiene certeza de que esa solución satisface las necesidades de un inicio.

Como se analizó en el presente ensayo el Desarrollo Económico es uno de los temas más importantes de México, pues de él dependen las decisiones del País, así como el futuro del mismo pues este es el incremento en la producción de bienes y servicios en una economía durante un periodo determinado.

La estrategia de desarrollo económico del Gobierno de México permitirá fortalecer este crecimiento, la cual contempla el fortalecimiento del consumo por el efecto de los programas sociales y una mayor inclusión financiera, el impulso a la inversión privada en infraestructura y sectores estratégicos.

Ahora bien, podemos decir que el análisis de todos los fenómenos dentro de la sociedad se define de acuerdo a diferentes perspectivas como la zona, tipo de personas, economías por mencionar algunas, pero esto no es todo pues tomando el tema del presente ensayo se comienza a estudiar los múltiples factores que han dado como resultado el gran impacto económico que estamos viviendo. En ayuda con este propósito acuden los medios alternos, pues estos cubrirán todas aquellas soluciones que se susciten, como lo fue el tema de los petróleos y su producción a nivel mundial ya que este es el producto interno bruto del país y como resultado una de las fuentes más importantes de la economía de México.

Ahora se puede comenzar a analizar de diferente forma todas las Organizaciones y el impacto que tienen en referencia a la Nación o a las necesidades que podemos presentar y que en un momento dado se pida ayuda, pero con la nueva perspectiva se puede llegar a escudriñar esa necesidad y si en verdad se debe pedir mencionar algo; un préstamo.

El enfoque cambia, pues ahora se hace con más detenimiento, pero la seguridad y el estudio que se presentó no se modifica.


Lista de Referencias

Organización Mundial de la Salud. Comentarios del Director General en la sesión informativa para los medios sobre 2019-nCoV el 11 de febrero de 2020. https://www.who.int/dg/speeches/detail/who-director-general-s-remarks-at-the-media-briefing -on-2019-ncov-on-11-february-2020 (Consultado el 12 de febrero de 2020).

World Bank (2020). Joint Statement from Managing Director, IMF and President, World Bank Group, 2 de marzo 2020.

https://www.worldbank.org/en/news/statement/2020/

IMF (2020), Remarks by IMF Managing Director Kristalina Georgieva to G20 on Economic Impact of COVID-19.https://www.imf.org/en/News/Articles/2020/02/22/pr2061-remarks-by-kristalina-georgieva-to-g20-on-economic-impact-of-COVID-19

Citibamamex (2020) considera que, hasta ahora, la respuesta del gobierno federal ante la pandemia ha sido tardía y limitada en términos de política de salud pública y que el país podría experimentar una disrupción económica en forma de “U” prolongada y profunda.

Ramelli, S., and Wagner A., (2020), What the stock market tells us about the consequences of COVID-19. En Baldwin, R., and Di Mauro, W-. (2020), Mitigating the COVID economic crisis: Act fast and do whatever it takes. CEPR press, London 2020.


[1] Organización Mundial de la Salud. Comentarios del Director General en la sesión informativa para los medios sobre 2019-nCoV el 11 de febrero de 2020. https://www.who.int/dg/speeches/detail/who-director-general-s-remarks-at-the-media-briefing -on-2019-ncov-on-11-february-2020 (Consultado el 12 de febrero de 2020).

[2] World Bank (2020). Joint Statement from Managing Director, IMF and President, World Bank Group, 2 de marzo 2020.

https://www.worldbank.org/en/news/statement/2020/

[3] IMF (2020), Remarks by IMF Managing Director Kristalina Georgieva to G20 on Economic Impact of COVID-19.https://www.imf.org/en/News/Articles/2020/02/22/pr2061-remarks-by-kristalina-georgieva-to-g20-on-economic-impact-of-COVID-19

[4] El Grupo de los Veinte (G20) es el principal foro de coordinación de políticas macroeconómicas entre las veinte economías más importantes del mundo, que incluye las perspectivas tanto de países desarrollados, como de economías emergentes.

[5] Citibamamex (2020) considera que, hasta ahora, la respuesta del gobierno federal ante la pandemia ha sido tardía y limitada en términos de política de salud pública y que el país podría experimentar una disrupción económica en forma de “U” prolongada y profunda.

[6] Ramelli, S., and Wagner A., (2020), What the stock market tells us about the consequences of COVID-19. En Baldwin, R., and Di Mauro, W-. (2020), Mitigating the COVID economic crisis: Act fast and do whatever it takes. CEPR press, London 2020.

[7] COVID-19 es una enfermedad causa por un virus especifico (SARS-CoV-2) y etiquetado en la prensa como “coronavirus” “nuevo coronavirus” o COVID-19 debido al año en que se presentó.

[8] Estrategia utilizada por la OPEP y OPEP+ con el objetivo de reducir la producción de crudo y elevar el precio de este con el objetivo de elevar la economía a nivel mundial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s