Algunas operaciones de la veracidad en el plano de la justicia

No se puede tener conciencia de que se es racional a la vez que ser racional. En un principio, la mirada médica tenía que interpretar los síntomas en el cuerpo para diagnosticar alguna pretensión de validez en cuanto a algún estado de enfermedad. Otra cuestión sería atender el discurso del enfermo. El sujeto de habla declara más que confesiones.

Se trata de pasar del “no decir” al decir. Una declaración de amor ensaya confesar, en tanto dicha declaración implique un costo. La confesión es confesión en cuanto que es libre. Ya no solo comprobación, sino también una suerte de compromiso. En cada Te Amo, la función consiste en pasar del plano del no decir al del decir. Reforzándose la relación de acción ejercida sobre quien confiesa.

Por lo tanto, para amar de otro modo habría que empezar a confesar el amor. Afirmamos comprometiéndonos con esa pretensión de validez, puesta en relación respecto al otro. La relación del individuo y la acción ejercida sobre él es un problema político central. La cuestión del saber trata de toda una investigación histórico- social.

El problema de la confesión es un planteamiento más filosófico. Tiene que ver de manera extraña con el concepto de verdad. Aquí conviene diferenciar entre la enunciación y el enunciado para aproximarse a la pretensión de validez. Determinando cómo emerge en la cronología (y bajo qué condiciones) una modalidad de la enunciación de verdad.

Filosofía crítica quiere decir política histórica o historia política de los enunciados de verdad. Es un área que no se le facilita tanto a las ramas del derecho. Más allá de los cánones de los historiadores y los filósofos. Pues está claro que no se concibe igual la esclavitud tanto en la Grecia clásica como en la llamada modernidad. Los gobiernos conducen, a la vez que forjan el conductismo en los individuos.

La acción pone en curso un sistema de creencias basado en la comunicación, por medio de las técnicas de gobierno, suele tener objetivos enfocados en la productividad. Puede ser que la concepción y uso del concepto de justicia plantea las bases para el entendimiento del concepto de verdad. Oficio estrictamente del historiador. Conviene pues, estudiar por separado las nociones de justicia y verdad.

Referencias bibliográficas:

Foucault, M., Historia de la sexualidad 1. La voluntad de saber, México- Siglo XXI, 2013, pp. 17- 49.

Habermas, J., Teoría de la acción comunicativa: complementos y estudios previos, Madrid- Cátedra, 2011, pp. 113- 158.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s