La noble belleza de la verdad

Por: Melchisedech Daniel Angulo Torres

El humano demasiado humano tiende más a hacer ruido que a escuchar. Si debiera de haber una causa común y bienintencionada, esta tendría que ser la de la verdad por la verdad misma. El sostenimiento y el prevalecer del temperamento son modos en los que somos uno mismo. Nuestro humor descubre el mundo en un relámpago.

Perdonar es una forma del saber (saber del saber). Por medio de la anécdota penetramos en lo esencial de lo existente. Es no elegir la gran teoría y sus apuestas. Algunas ideas nos liberan del pensamiento que se piensa a sí mismo. Vivir sin sorprendernos, sin preguntar por nada es igual a no vivir. Nunca sabemos nada de todo.

Dejamos de hacer caminos en el momento en que ya nos los traen hechos. Y a veces nos adelantamos por haber llegado tarde. El creador tiene que ocuparse siempre. Pues la prosa de las circunstancias se desgarra entre la poesía del corazón. En la incertidumbre la nobleza cobra vida relativizándose. Reencarnando en la descendencia, los árboles y libros.

Hay una minoría que no ve la vida como mero negocio. Donde se hace dilema el gesto y la acción. También es muy válido predecir en los modos y la representación. Mil veces preferible una inteligencia del corazón que el corazón del intelecto. Porque la certeza del bien solo es el tiempo del instante presente de lo no ausente.

Deliramos en un futuro donde las fantasías brillan no por su ausencia. Y el carácter que es el mal, se opone a la conciencia. Por ello el amor y la fe corresponden a la nobleza. Es cuando nos sacrificamos que sabemos establecer límites. Así la precisión se convierte en el nombre más humilde que puede existir de la verdad.

Hoy, el ser humano en su individualidad deviene pájaro, se deja atrapar por redes que cortan su independencia, voluntad y libertad. Quienes aspiran a la verdad llevarían la misma vida aunque fueran canceladas todas las leyes habidas y por haber. Hay algo infinito en nuestra finitud, esto es lo que nos transforma en seres sublimes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s