Producción de producción: la producción primaria

Por: Melchisedech Daniel Angulo Torres

Lo que vivimos de una manera precisa es la producción como proceso de la naturaleza. A la naturaleza se le opone la industrialización en tanto que le regresa sus desechos. Todo es producción, inmediatamente consumada y reproducida. Proceso de una misma producción. En la naturaleza, el hombre se identifica como producción e industrialización.

La industria como producción del hombre se considera en su identificación con la naturaleza. El hombre llega a la profundidad de la vida en todas las formas. Todos los conceptos ideales desbordan como proceso la producción. La producción del deseo como concepto psiquiátrico efectivo que trata al hombre como natural. Los procesos se hacen finalidades.

La finalidad de todo proceso recae en su realización. Las máquinas del deseo se acoplan por medio de un régimen asociativo binario. La producción productiva es conectiva: siempre hay una mano conectada a otra, siempre hay cortes, extracciones, flujos, etc. En cualquier dirección, la línea es una serie binaria. El deseo no para de acoplar los flujos continuos.

El deseo fluye y hace fluir, segmenta. Los flujos son producidos por objetos parciales que constantemente son cortados por otros objetos parciales que producen otros flujos, continuidad de flujos y fragmentación de objetos. Todo flujo corta y es cortado, interpreta el mundo en función de la energía que le fluye. Se establecen conexiones con otras máquinas.

En el producto está contenido el producir. Como toda máquina de máquina, la producción del deseo es producción de producción. El concepto idealista de expresión no es suficiente. No podemos pensar en describir algo sin relacionarlo al proceso de producción. La descripción es en función de un proceso de producción del deseo, la mente.

El productor universal no puede diferenciar entre el producir y su producto. Lo producido se refleja en un nuevo producir. Incluso lo no- producido es una posición de la producción. La característica de las máquinas del deseo es integrarle al producto el producir. El niño hace funcionar sus pequeñas máquinas del deseo en la superficie de una gran maquina social.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s