De Letras Urgentes

Por: Enrique Taboada

 

De:

Para:

Sin lugar a duda la comunicación en mis tiempos -porque a mí me toco escribir cartas, transportarme en tren e ir a cabinas telefónicas para realizar llamadas- era un poco tardada, para saber de un familiar de lejos, teníamos que esperar más de una semana dependiendo de la distancia a la que nos quedaba, yo le escribía cartas a mi padre que trabajaba en Canadá, después de tanta distancia los encuentros eran muy placenteros la distancia es algo que uno aprende a valorar.

Mi abuela Herminia me contó que, mi abuelo Gonzalo, la enamoró con cartas, no sé podían hablar, no se podían mirar y, sin embargo, se ideaban un plan para que las letras llegaran a su destinatario. Uno no podía imaginarse esperar la respuesta de alguien, uno no tenía whatsaapp para saber que iba primero en una receta, si los chiles o la carne. Para estas cuestiones se mandaba a un mandadero -o alcahuete, que por lo regular era el más pequeño de la familia y desocupado a ir con la vecina, con la abuela o la tía a saber cómo iba tal receta pidiendo un tenme ahí.

En las escuelas, no se mandaban ambos, no existía esa palabra pero si existían unos papeles cortados en cuadros pequeños en los que se escribía la pregunta, el chisme incluso las estrategias de amoríos, la letras y las hojas siempre han estado en la vida diaria por eso en este artículo sabremos cómo hacer una carta.

Paso 1: Necesitamos un sobre, una hoja y una pluma, (el sobre es opcional).

Paso2: Poner necesariamente “De:”  “Para:” o lo que es lo mismo Destinatario y remitente.

Paso 3: Saber lo que se va a escribir y plantearlo bien, uno no anda mandando cartas con solo 10 o 15 caracteres, es quizás la parte esencial de la carta, esta debe ser escrita con la mano y conjugando los grafos llamadas letras, debes de saber que cabe todo lo que quieras en ese pedazo de papel; cabe un gran amor, una gran despedida, un buena noticia, unas palabras de aliento, cabe la protesta, la inconformidad, cabe el mismo paraíso sabiéndolo acomodar.

Paso 4: Después de escrita la carta una posdata.

Paso 5: Firmar la carta

Paso 6: Tener el valor de entregar la carta en su defecto entregarla al correo cercano.

Sin lugar a duda las nuevas formas de comunicarnos nos hacen la vida más fácil, ya no hay que esperar las horas a que nos respondan, estamos a un clic de distancia para decirnos lo que verdaderamente urge,  lo que sentimos, darnos los buenos días, las buenas noches, los buenos deseos, construir es el fin de la comunicación, no solo destruir aquello que nos ha costado tanto tiempo, estamos en una etapa definitiva para el hombre, estamos en la era donde podemos decir hola incluso en las mismas pampas argentinas. Hay cuestiones pendientes como saber si se está perdiendo el sentido humano y el tacto, hay que recordar que todo en exceso es malo, pero solo estas cuestiones las sabremos más adelante.

Foto: Flickr.com/ Eusebio Perdiguero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s