Die Vögel von Octavian*

EMPERADORPor: Erasmo W. Neumann

Una mañana, camino al Foro en compañía de su guardia personal, Octaviano concedió audiencia a un hombre que cargaba una pequeña jaula y, dentro de ella, un majestuoso cuervo.

            —Mi señor, que Júpiter los guarde a ti y a toda Roma. Me acerco sin más deseo que mostrarte esta ave, a la que enseñé a hablar.

            Deslizó entonces una semilla entre los barrotes. El cuervo la cogió con el pico, la tragó y crascitó.

 

AVE CAESAR VICTOR IMPERATOR

 

            Al escucharlo, Octaviano sonrió extasiado y ofreció comprar el ave en una cifra que muchos ciudadanos no acumularían en todas sus vidas. El hombre se llevó una mano al pecho y le agradeció la generosidad con una reverencia. Entregó la jaula a uno de los pretorianos, a quien se le ordenó llevarla a la plaza pública para que el pájaro les recordara a todos, una vez tras otra, quién venció en Egipto. Luego el cónsul siguió su camino.

            Al día siguiente, cerca de ese mismo lugar, otro hombre se acercó a Octaviano con jaula y ave semejantes. Pidió ser escuchado.

            —Magnífico señor, que Júpiter te tenga con nosotros mil años. Me atrevo a importunar porque supe que ayer compraste a un hombre un cuervo que loa a César. Tal hombre, Excelencia, es mi hermano y socio. Adiestramos al ave juntos pero se rehúsa a compartir las riquezas que le concediste. Debo enterarte, sin embargo, de que fue idea suya entrenar también al pájaro que traigo conmigo.

            Lo alimentó y éste graznó.

 

AVE VICTOR IMPERATOR ANTONI

 

Octaviano sonrió al comprender la artimaña.

            —Te suplico, oh, noble señor, que hagas justicia.

            Agachó la cabeza y se desplomó sobre sus rodillas. Entonces el cónsul ordenó que se le pagara una cantidad idéntica a la que recibió su hermano e instruyó a un pretoriano para que procediera con el cuervo: había de llevarlo al Senado, alimentarlo para que recitara su ominosa alabanza y, acto inmediato, romperle el pescuezo para recordarle a todos quién venció en Egipto

*Las aves de Octaviano

 

Foto de portada: Flickr.com/ el Buho nº30

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s