El niño con el pijama de rayas

Por: Cuamani López Lucio Israel

En este libro nos cuenta la historia de Bruno un niño de Berlín que junto con su familia tienen que mudarse a un lugar que se llama Auchviz.

Bruno no quiere irse ya que sabe que no volverá a ver a sus amigos y tendrá que olvidarse de todo lo que había planeado durante el tiempo en el que Bruno está en su nueva casa, no deja de seguir extrañando Berlín así que un día para distraerse decide salir de la casa y al pasear un buen rato se encuentra con Shmuel un niño que estaba detrás de una gran reja vistiendo una pijama de rayas.

Shmuel era prisionero de un campo de concentración para judíos en este lugar se encontraban personas pobres que no tenían nada y que sólo sobrevivían un cierto tiempo.

Con el paso de los días Bruno y Shmuel empezaron una grande he inocente amistad, que sin saberlo les traería consecuencias a ambos.

El padre de Bruno era un militar nazi muy estricto e importante, por lo que esto no le daba mucha confianza a su hijo, por otro lado su madre era un poco más amigable pero las decisiones que está tomaba en ocasiones no tenían mucho calor en la casa por lo que Bruno decide no decir nada a su nuevo amigo, en una tarde que Bruno sale a buscar a Shmuel está descubierto que en su bolsa llevaba comida, puesto que la familia de Bruno estaba más ocupada en otras cosas, no le tomaron importancia.

Así pasan los días y aquella amistad va creciendo más y más, un día entre plática y plática Bruno le pregunta Shmuel que por qué no tiene amigos o porque siempre muestra una cara triste y sin ganas de nada a lo que el responde que es un lugar donde está muy triste en el que no los dejan vivir como ellos quisieran, esto le causa gran impacto a Bruno que decide entrar al campo para jugar junto con su amigo vistiendo l misma pijama, al estar dentro interactúan un poco más y al paso de unas horas son llevados a una cápsula que sin saber les traería la muerte.

Está historia tiene la finalidad de que la sociedad entienda que la amistad va más allá de las diferencia y las fronteras como lo hizo Bruno, que jamás soltó la mano de Shmuel y ni la había soltado por nada en el mundo.

En este libro aprendí a que nos hace más humanos y afectivos con los demás valorando y agradeciendo todo lo que tenemos y compartimos con nuestros amigos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s