El Acontecimiento

Por: Melchisedech Daniel Angulo Torres

El uso vivo de la representación se define por el pliegue. En la mira hay que alcanzar también lo no apuntado. El actor representa porque el personaje conceptual interpreta, espera y teme el porvenir, recuerda y se retracta en el pasado, pues es el actor quien permanece en el instante presente. Se trata de intensificar el instante en tanto representa pasado y futuro finitos.

Aprendemos las heridas que llevamos profundamente en el cuerpo. Los acontecimientos nos hacen señales en la medida que se efectúan en nuestro cuerpo. El operario llega a la voluntad que nos hace el acontecimiento, produce superficies y pliegues donde se refleja el acontecimiento. La moral quiere decir no ser indigno de lo que nos sucede.

El resentimiento en persona es contrario al acontecimiento. El resentimiento posee muchas formas, una de ellas es la resignación. Querer el acontecimiento es hacer y querer la muerte contra todas las muertes. Se puede decir que este deseo no cambia nada, pero hay un cambio de voluntad, cambia la voluntad orgánica contra una voluntad espiritual.

Se quiere lo que está por venir conforme a lo que sucede. El máximo esplendor del acontecimiento es el sentido, no el accidente, sino está en lo que sucede, como puro expresado no espera y hace señales. Debe ser representado, querido y comprendido en lo que sucede. Aprende a encarnar su estallido y perfección quien se hace el hombre de sus desgracias.

El hilo del acontecimiento produce la misma obra, hay que ser hijo del acontecimiento y no de las obras, así rompemos con nuestro nacimiento de carne, ello hace que nos demos nacimiento, volvemos a renacer, hacernos hijos de los propios acontecimientos es querer lo que nos ocurre y desprender de ahí el acontecimiento, esto es ser digno de lo que nos ocurre.

El actor se opone a Dios por su lectura del tiempo. Lo que para los hombres es captado como pasado- futuro, Dios lo vive en la eternidad de su instante- presente. Lo que representa todavía es siempre pasado y ya futuro, mientras que la representación se despliega. El comediante permanece en el instante, interpreta algo que siempre se recuerda, se espera, se atrasa, se adelanta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s